Esther Padilla, consejera portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha. | P. LÓPEZ | JCCM

TOLEDO.- La consejera portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Esther Padilla, ha pedido al presidente del PP regional, Paco Núñez, que se retracte de su postura y en lugar de alinearse con Andalucía, Murcia y la Comunidad Valenciana en lo relativo a la reforma del modelo de financiación autonómica, lo haga "con los intereses de Castilla-La Mancha", que es "la defensa de la postura que hace el presidente García-Page y todo su Ejecutivo".

Padilla, que ha pedido a Núñez que "no haga como con el agua" y "no se deje arrastrar por el Levante", considera que el planteamiento hecho por el presidente del PP, instando a Page a sumarse a la cumbre de barones populares organizada por el andaluz Moreno Bonilla para hablar de financiación autonómica "va contra los intereses" de la región. Aunque, ha ironizado, "para defender los intereses de la región hay que conocerlos y entenderlos", algo que considera que "no se da en el líder del PP".

Asimismo, la portavoz regional confía en que Paco Núñez sea "consciente" de la "barbaridad" que plantea, de modo que "se retracte y vuelva al consenso".

En este sentido, Padilla ha recordado que la pasada legislatura las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron por unanimidad de los tres grupos parlamentarios entonces representados en el arco -PSOE, PP y Cs- una resolución que planteaba "un modelo justo", alineado con la postura que sigue defendiendo el Gobierno regional.

Y es que según ha detallado la portavoz del Ejecutivo, el modelo propuesto por Núñez "condenaría a Castilla-La Mancha a seguir infrafinanciada" y recibir "mil millones de euros menos de lo que nos correspondería".

Según Padilla, el modelo que defiende el líder popular -y los presidentes autonómicos a los que pide a Page que se una- prioriza el número de habitantes como criterio a tener en cuenta para la asignación de recursos económicos, mientras que el planteado por Castilla-La Mancha apuesta por una financiación "justa", que garantice cubrir el coste de los servicios públicos, aunque la población sea menor.

"PORTAVOZ DEL GOBIERNO DE MURCIA"

Por su parte el diputado del PSOE Antonio Sánchez Requena ha considerado que si el líder regional del PP, Paco Núñez, "piensa como Murcia" en materia de agua y financiación autonómica, "a lo mejor lo que debe hacer es dejar de ser presidente del PP regional y pedir que lo nombren portavoz del Gobierno de Murcia, "porque aquí para lo que estamos es para defender los intereses de Castilla-La Mancha".

Así se ha pronunciado en una rueda de prensa en Toledo, en alusión a las críticas de los populares a la negativa del presidente regional, Emiliano García-Page, a reunirse con los presidentes de Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana para hablar de financiación autonómica, para "no plantar cara" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Según el parlamentario regional socialista, lo que ha hecho García-Page desde hace tiempo es intentar tejer alianzas con comunidades autónomas que comparten la realidad de que la prestación de servicios en zonas afectadas por la despoblación cuesta cuatro veces más que en un municipio que no tiene ese problema, "independientemente de si son del PSOE o del PP".

Y ha recordado que en el año 2019 se aprobó una resolución en las Cortes de Castilla-La Mancha en la que hubo consenso sobre la necesidad de reforma el sistema de financiación en la línea de tener en cuenta el coste de la prestación, en lugar del número de habitantes. Sin embargo ahora "nos encontramos con que el señor Núñez lo que dice es que García-Page se tiene que alinear con Valencia, Andalucía y Murcia, que están pidiendo precisamente lo contrario de lo que necesita nuestra región".

En este punto, ha invitado al dirigente regional del PP a que "rectifique y vuelva al consenso de aquello que hemos votado en el pasado y que es defender la reforma del sistema de la financiación teniendo en cuenta las necesidades y la realidad de Castilla-La Mancha".

Y ha apostillado que, además, va a tener la oportunidad de hacerlo, porque el PSOE va a presentar una iniciativa en las Cortes de Castilla-La Mancha "para reafirmar ese compromiso con la necesidad de reformar el sistema de financiación de forma que se ponga el foco en el coste real de la prestación de los servicios públicos y no la fórmula de 1 habitante un euro".

En la misma línea, el secretario regional de Organización del PSOE y diputado nacional, Sergio Gutiérrez, ha exigido a Núñez, en declaraciones a los medios a las puertas del Senado en Madrid, "que rectifique, estudie y no rompa el consenso" que se ha construido durante años en la región en materia de financiación autonómica, y que no se deje arrastrar por el Levante en materia de financiación.

El dirigente socialista ha sostenido que Núñez "siempre ha cambiado de criterio en función de quien cree que es el que le va a mantener desde Génova en la presidencia del PP, aunque sea a costa de traicionar los intereses de Castilla-La Mancha".

Y le ha trasladado que con quién se tiene que alinear "no es con ninguna otra comunidad autónoma", sino con el Gobierno y los intereses de esta región.