Sánchez ha reunido en la finca Quintos de Mora a los miembros del Ejecutivo.

TOLEDO.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reunido a su Ejecutivo en la finca de Quintos de Mora (Toledo) en un encuentro a modo de jornada de trabajo para "dar un impulso a la legislatura para los próximos cuatro años" y "seguir transformando" el país por medio del "diálogo y acuerdo".

El jefe del Ejecutivo ha escrito en la red social X (antes Twitter): "Nuestro principal objetivo es mejorar la vida de la gente, con más y mejores empleos, más derechos y más convivencia. Y lo haremos con diálogo y acuerdo, para garantizar la paz social y la perdurabilidad de los avances".

Sánchez ha acompañado este mensaje de una foto en la que aparece en el exterior de la finca, que Pertenece a Parques Nacionales, junto a sus ministros del Ejecutivo de coalición de PSOE y Sumar excepto José Luis Escrivá, el único ausente en la imagen.

La portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, asistente al encuentro, ha subrayado en un vídeo remitido a los medios que el objetivo de la reunión es "dar un impulso al proyecto político" del Ejecutivo con "tres pilares fundamentales: empleo, derechos y convivencia".

Alegría ha destacado medidas aprobadas en los dos últimos meses "con acuerdo y diálogo", como el aumento del salario mínimo interprofesional, y ha criticado la "coalición reaccionaria" que en su opinión representan el PP y Vox.

A 85 kilómetros, aproximadamente, de Quintos de Mora, el PP reunía a su Comité de Dirección y su presidente, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que pondrá en marcha una iniciativa que ha denominado 'Ruta por la Igualdad' que recorrerá España para dar voz a quienes el Gobierno "se la ha quitado" y que sea símbolo de la resistencia de la España "que no acepta chantajes".

Feijóo ha señalado que estas rutas, una por el norte y otra por el sur, serán un clamor cívico y pacífico de un país donde se expresen desde las plazas, pueblos y ciudades de España todos aquellos que quieren ser libres y no están de acuerdo con lo que está ocurriendo en el país, porque no es aceptable que se escuche más lo que dicen los independentistas y desde Waterloo que lo que dicen los españoles.

Además, ha recordado que el próximo día 28 tendrá lugar en Madrid una manifestación por la igualdad, la dignidad y la convivencia de los 48 millones de ciudadanos y con el fin de "parar los pies a los que quieren fracturar y levantar un muro entre españoles".

Estas son dos de las cuestiones que ha tratado en su reunión de Toledo la cúpula del PP, que su presidente ha considerado muy útil y provechosa, en una semana que ha considerado de "bochorno" parlamentario en la que ha visto cumplirse su advertencia de que España se iba a meter en un desfiladero de política estrecha y peligrosa.