El Ayuntamiento de Villar de Cañas considera "injustificado" el descarte del proyecto por parte del Gobierno. - GOOGLE MAPS

CUENCA.- El Ayuntamiento de Villar de Cañas (Cuenca) solicitará formalmente a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) que le ceda los terrenos que se habían reservado para la construcción del almacén temporal centralizado (ATC) en los que no se ha llegado a construir, para que en ellos se puedan desarrollar proyectos industriales.

Así lo ha avanzado en un comunicado el consistorio villardecañero tras la publicación hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la resolución de la Secretaría de Estado de Energía que recoge las instrucciones para el abandono definitivo del proyecto por parte de Enresa, entre las que se encuentran el desistimiento de los procedimientos iniciados para la construcción del ATC y la cesión gratuita de terrenos y edificios vinculados al proyecto a administraciones públicas para el desarrollo de fines de utilidad pública o de interés social.

Una resolución que para el Ayuntamiento de Villar de Cañas recibe en una doble vertiente, puesto que por una parte la publicación en el BOE permite a sus servicios jurídicos "estudiar el recurso con los detalles del acuerdo" -tal y como avanzaba el alcalde a finales de diciembre la intención es recurrir ante el Supremo el 'descarte' del proyecto de silo nuclear en la localidad-, y en función de los criterios técnicos y legales valorar su interposición; mientras que por otra ya anuncia que acogiéndose a lo establecido en el acuerdo, solicitará formalmente a Enresa la cesión de terrenos. Un plan B con el que el consistorio pretende guardarse las espaldas por si los tribunales no le dieran la razón y dieran por bueno el descarte del proyecto del ATC acordado por el Consejo de Ministros.

De este modo, el ayuntamiento que preside Alejandro Pernías, pedirá a la empresa pública que le sean cedidos de forma gratuita los terrenos no construidos para que, en su momento, y sin perjuicio de los recursos judiciales, pueda desarrollarse algún tipo de inversión industrial, en el caso de que el Supremo descartar el proyecto del cementerio nuclear definitivamente.

Se trata de alrededor de 40 hectáreas de terreno, parte de las cuales fueron expropiadas y otra parte adquirida a sus entonces propietarios. Terrenos sobre los que se encuentra levantado el centro auxiliar que iba asociado al ATC en el proyecto, y que cuenta con un vivero de empresas, un laboratorio y un edificio destinado a oficinas.

Recientemente, Villar de Cañas comenzaba la tramitación del plan de ordenación municipal que posibilitará la construcción de un polígono industrial para el desarrollo de la localidad a través de inversiones "compatibles".

Desde el ayuntamiento aseguran estar "abiertos" a inversiones que sean beneficiosas para el pueblo, por lo que están dispuestos a facilitarlas "para la prosperidad económica de Villar de Cañas y de toda la comarca".