El Ayuntamiento de Villar de Cañas va a solicitar a Enresa la cesión gratuita de los terrenos no construidos que se habían reservado para el ATC.

CUENCA.- El Ayuntamiento de Villar de Cañas (Cuenca) ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo contra el acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros el pasado 27 de diciembre, por el que se daba carpetazo definitivo a la construcción del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares, al dejar sin efecto la designación del municipio conquense para emplazar esta instalación.

Decisión que se tomaba tras aprobar de forma definitiva el 7º Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR) en función del cual se descartaba la opción de construir un único ATC y se optaba por la otra alternativa planteada, la construcción de siete almacenes temporales descentralizados, en cada una de las centrales nucleares existentes.

Una renuncia al proyecto del basurero nuclear en la localidad conquense que se 'oficializaba' hace apenas una semana con la publicación en el Boletín Oficial del Estado de las instrucciones para el abandono definitivo del proyecto. Una resolución en la que por una parte se instaba a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), a desistir de todos los procedimientos iniciados y vinculados al proyecto, para proceder a su terminación ordenada; y por otra, se solicitaba la adopción de los acuerdos oportunos para ceder, de forma gratuita, la propiedad de los terrenos y edificios de su titularidad en Villar de Cañas vinculados al proyecto del ATC, al no resultar ya necesarios para sus fines de servicio público.

El recurso presentado hoy presentado, fue anunciado el mismo día en el que el Consejo de Ministros daba carpetazo al proyecto. Entonces, el alcalde de Villar de Cañas, Alejandro Pernías (PP), calificaba como "disparate" la decisión del Ejecutivo central y aseguraba que carecía de respaldo técnico alguno.

De este modo, y tras obtener el respaldo unánime del pleno municipal, el consistorio ha interpuesto el recurso al entender que la decisión del Consejo de Ministros "no se ajusta a derecho", que se trata de un "asunto legal" y "no político".

En este sentido, el regidor villardecañero insiste en que "no es un tema político, sino técnico", al tiempo que subraya el respeto a la independencia de los jueces y magistrados, por lo que "el tiempo de las declaraciones políticas ha terminado".

"Ahora dejaremos actuar en silencio a nuestros abogados y, sea cual sea la resolución judicial, la respetaremos sin dudar", ha añadido.

Una vez obtenido el respaldo del pleno a emprender las acciones legales, el Ayuntamiento de Villar de Cañas ha encargado su defensa judicial al despacho de abogados Clifford Chance -tal y como señalan en un comunicado desde el propio consistorio-, desde el que se ha interpuesto el recurso ante el Alto Tribunal.

Dado el paso para obtener una respuesta judicial, desde el ayuntamiento han querido agradecer el apoyo recibido por los alcaldes de localidades como Villarejo de Fuentes, Zafra de Záncara, Fuentelespino de Haro o Villarejo-Periesteban, lo que a su juicio demuestra que "este proyecto interpela a todos y que no es una cuestión exclusiva de Villar de Cañas".

Y es que para Pernías, el ATC y su centro tecnológico suponen "una importante inversión que crearía oportunidades de desarrollo sostenible y puestos de trabajo para una zona que es sistemáticamente olvidada".

No obstante, desde el Ayuntamiento de Villar de Cañas no solo se aferran a la vía judicial contra la decisión de dejar sin efecto la designación de la localidad para albergar el silo nuclear, sino que de forma paralela apuestan por un plan B, por si el recurso no prosperase, y también ha acordado por unanimidad del pleno solicitar formalmente a Enresa la cesión gratuita de los terrenos no construidos en la localidad, "para fines de interés público y social de su ámbito competencial". Terrenos en los que, tal y como apuntaban desde el consistorio hace solo unos días, se podrían desarrollar proyectos industriales.