García-Page reitera su rechazo "a toda la fórmula" en su conjunto. - D. ESTEBAN | JCCM

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, considera que el freno de Junts a la ley de de amnistía en Congreso, deja claro que "en el origen, en la idea de la ruptura del marco de convivencia, no solo con España, sino dentro de Cataluña" estaba el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien ahora "ha apretado el botón de pausa".

Así lo ha señalado el jefe del Ejecutivo castellanomanchego a preguntas de los periodistas, tras la inauguración de un centro educativo en la localidad toledana de Seseña, donde ha considerado que Puigdemont "ha asumido en primera persona quién era el responsable de la ruptura de la convivencia en Cataluña", así como del "enfrentamiento social y civil al que se llevó en los últimos años".

Respecto a lo que sucederá ahora, y preguntado si cree que el Gobierno seguirá negociando o se plantará tras lo sucedido, Page ha asegurado no tener "la más mínima idea".

"Yo estoy en contra, en conjunto, de toda la fórmula", ha subrayado el barón socialista, antes de precisar que "lo único" que le gustaría es que "ya que Puigdemont hace todos los esfuerzos del mundo por humillar a las instituciones españolas, por lo menos no nos deje en ridículo".