Los ribereños celebran el avance logrado con el nuevo Plan del Tajo y lamentan críticas interesadas en dividir

La asociación de municipios recuerda que "el camino se hace andando" y aseguran que seguirán trabajando para alcanzar sus objetivos máximos.
Los ribereños seguirán trabajando para conseguir una lámina mínima de agua que satisfaga las necesidades del Tajo y posibilite su desarrollo.
photo_camera Los ribereños seguirán trabajando para conseguir una lámina mínima de agua que satisfaga las necesidades del Tajo y posibilite su desarrollo.

GUADALAJARA.- La Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía consideran "un paso de gigante en la dirección correcta" el dado este martes con la aprobación del nuevo Plan Hidrológico del Tajo en el seno del Consejo del Agua.

Una decisión que les ha hecho vivir un día histórico, del que sacan como conclusión que "se está trabajando y avanzando" hacia sus objetivos y que se hace "de la mano de la Junta y del Ministerio".

Desde la asociación lamentan las interpretaciones políticas "de la vieja escuela" y vuelven a reclamar unidad en Castilla-La Mancha, puesto que la prueba de que se avanza en el buen camino es "el malestar" generado en el Gobierno de la Región de Murcia, "parapetado en la defensa de la agroindustria por encima de los intereses de sus habitantes".

La presidenta de la asociación, María de los Ángeles Sierra, recuerda que no se trata de un primer paso, sino "un gran segundo paso", después de la modificación de las reglas de explotación del trasvase.

Por su parte el vicepresidente de Los Ribereños, Borja Castro, califica este nuevo hito como "una segunda conquista" en una guerra que "empezamos a ganar". Algo que, para ambos, se produce "gracias al apoyo de este Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la voluntad del Ministerio para la Transición Ecológica".

Y aunque reconocen que "no todo avanza con la misma velocidad que se desearía", ni las cifras del caudal ecológico son las propuestas por los técnicos de la asociación, sí consideran que se ha conseguido "un cambio de dinámica, un vuelco a la tendencia, que nos permite ir recuperando poco a poco la salud de nuestros embalses y nuestros ríos".

En este sentido recuerdan cómo el alcalde ribereño de Sacedón, Francisco Pérez Torrecilla, anfitrión durante la reunión del Consejo de Gobierno celebrada este martes en la localidad, ya avanzaba que ahora habrá que reflejarlo en una nueva modificación de las reglas del trasvase o mediante una nueva ley, "que nos garantice una lámina mínima de alrededor de 900 hectómetros cúbicos para poder satisfacer las necesidades del Tajo y nuestro derecho al desarrollo como ribereños de la cuenca cedente".

No obstante, desde la Asociación se llama al optimismo y se muestran contrarios a las voces críticas que "pretenden dividir para medrar con intereses políticos".

"Entendemos que haya personas y colectivos que se muestren insatisfechos", señalan, y es por ello por lo que "queremos seguir trabajando para alcanzar nuestros objetivos máximos", aunque advierten de la necesidad de "ser conscientes de que el camino se hace andando, y es lo que hacemos, con paso firme", concluyen.

Más en Medio Ambiente
Comentarios