"El Tajo es hoy más río que ayer", satisfacción en Castilla-La Mancha tras la publicación oficial del plan hidrológico

Desde el Gobierno regional se califica este día como "histórico" al acabar con "una de las mayores barbaridades ecológicas" del país y ser hasta ahora el único río sin tener regulado un caudal mínimo.
La implantación de los caudales ecológicos supondrá un recorte a las aportaciones del Tajo al Segura a través del trasvase. - JCCM
photo_camera La implantación de los caudales ecológicos supondrá un recorte a las aportaciones del Tajo al Segura a través del trasvase. - JCCM

TOLEDO.- El Tajo es hoy "más río que ayer" al contar ya, tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la revisión su plan hidrológico -junto al de otras once cuencas-, en el que se garantiza que tenga agua. Planificación que recibía luz verde del Consejo de Ministros el pasado 24 de enero, pero que aún quedaba pendiente de publicar.

Así lo ha destacado el vicepresidente del Ejecutivo castellanomanchego, José Luis Martínez Guijarro, quien ha mostrado su satisfacción por la publicación del Plan del Tajo, lo que supone "un hito importante" al incluir por primera vez la fijación de caudales ecológicos en el río. Cabe recordar que, tal y como se había acordado, el plan establece para 2027 el caudal mínimo en 8,65 metros cúbicos por segundo a su paso por Aranjuez; en 17,25 metros cúbicos por segundo en Toledo y en 18 metros cúbicos por segundo a su paso por Talavera de la Reina. Caudal ecológico al que se llegará de forma progresiva y que supondrá un recorte en las aportaciones desde la cabecera de la cuenca hacia el Levante a través del acueducto Tajo-Segura.

Durante su intervención en el acto de inauguración de dos plantas fotovoltaicas en la localidad conquense de Minglanilla, Martínez Guijarro ha insistido en que con la publicación de este Real Decreto se elimina "una de las mayores barbaridades ecológicas de nuestro país" como era que el Tajo fuera el único río de España que no tuviera regulado un caudal mínimo. Y es que, aunque "parece sencillo", ha sido "una batalla de muchos años frente a muchos gobiernos de todo signo político" -ha subrayado el vicepresidente regional-, que finalmente ha llevado a acabar con la "injusticia" e "hipoteca" que ha supuesto el trasvase Tajo-Segura para el desarrollo económico, social y demográfico de la comunidad autónoma.

Un día que se considera "histórico" para Castilla-La Mancha, en el que el Tajo deja de ser el único río de España sin tener regulado un caudal ecológico. Así lo ha destacado a través de las redes sociales el presidente autonómico, Emiliano García-Page, quien se ha congratulado de la publicación de los planes hidrológicos en el BOE. "Hoy es un día que pasará a la historia de Castilla-La Mancha por haber defendido los intereses de nuestra tierra", ha escrito.

García-Page ha aplaudido: "El decreto con los Planes Hidrológicos por el cual el Tajo, que era el único río de España, sin tener regulado un caudal ecológico, por fin lo tiene".

También se ha pronunciado al respecto el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha destacado que los planes hidrológicos han tenido en cuenta "los intereses de la España interior", algo que es "la primera vez" que ocurre.

Algo que ha sido posible gracias a "toda la negociación técnica que se ha venido realizando en los últimos tres años", que ha llevado a la publicación de unos planes hidrológicos que "garantizan el futuro para todos y que son sostenibles".

Un Real Decreto que "recoge las aspiraciones y anhelos que tenía la región en materia de agua, que es fundamental para la vida", subraya Martínez Arroyo, quien apostilla que "primero hay que garantizar el agua para beber y luego el resto de usos".

Respecto a los trasvases, el consejero subraya la necesidad de tener en cuenta la prioridad de la cuenca cedente frente a la cuenca receptora, especialmente en una zona como Castilla-La Mancha "donde la sequía es casi permanente". Una región en la que, sin embargo, "sabemos perfectamente lo que es utilizar una gota de agua y hacer riqueza con ella".

En este sentido, ha precisado que según los cálculos del Ejecutivo regional, se van a invertir en Castilla-La Mancha 2.000 millones de euros en infraestructuras hidráulicas entre 2023 y 2027, "la mayor inversión de la historia en materia de política hidráulica".

"Creo que podemos estar hoy muy satisfechos", ha opinado Martínez Arroyo, que ha agregado que "es, sin duda, un día muy importante para Castilla-La Mancha".

"HAY QUE MODIFICAR LAS REGLAS DEL TRASVASE"

Por su parte desde la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía se ha pedido tras la publicación en el BOE de los planes hidrológicos la modificación "cuanto antes" de las reglas del trasvase. Y es que si bien consideran "muy positivo" que en el documento se indique que las reglas de explotación serán modificadas de nuevo antes de doce meses, creen que la gestión debe adecuarse a la nueva situación lo antes posible.

Desde la asociación reclaman así contar con "una lámina estable de agua", en torno al cincuenta por ciento, que les permita desarrollar su explotación turística.

Así lo ha destacado la presidenta de la asociación, María de los Ángeles Sierra, quien reconoce que el Ministerio "camina firme" hacia un modelo de gestión de los embalses y los ríos "mucho más razonable", pero advierte que "no podemos perder el paso". Por ello los ribereños reclaman una lámina estable de agua que les permita recuperar la actividad económica "con la seguridad que debemos tener garantizada como cuenca cedente".

En este sentido insisten en la modificación del Real Decreto 773/2014, el 'memorándum de Cospedal' con el que se blindó por ley la obligatoriedad de trasvasar, de modo que "permita no hacerlo por debajo de la línea cercana al cincuenta por ciento". Un cambio que garantice que "siempre haya agua a un nivel que permita el desarrollo de la actividad económica en sus orillas".

Por su parte el vicepresidente de la asociación, Borja Castro, agradece al Gobierno el compromiso reflejado en el BOE, al realizar "un nuevo ajuste de las reglas de explotación", después del ya realizado en 2021 y que ha permitido hasta la fecha "ahorrar casi 150 hectómetros cúbicos de agua de nuestros embalses".

Y es que, insiste, desde agosto de 2021 hasta febrero de 2023 incluido, la rebaja de 38 a 27 hectómetros cúbicos ha recortado en 55 hectómetros cúbicos el trasvase automático en nivel 2; un periodo en el que por decisión de la ministra Teresa Ribera se han rebajado también en 92,5 hectómetros cúbicos los trasvases máximos solicitados desde la comisión de explotación en nivel 3. "En total 147,5 hectómetros cúbicos que se han quedado en los embalses en año y medio", apostilla.

Recuerda también el compromiso de inversión en desalación, el cual permitirá "desconectar la falsa necesidad de agua del Tajo en el Levante".

Por todo ello consideran los ribereños "urgente" esta reforma, con la que se dará un nuevo paso "de gigante" para garantizar la salud del río y la recuperación de los embalses, que son "patrimonio de todos los españoles".

Más en Medio Ambiente
Comentarios