TOLEDO.- Las entradas y salidas de la comunidad autónoma para poder cazar han quedado suspendidas desde la medianoche de este jueves. Así lo recoge la resolución publicada por la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, mediante la cual se establece la suspensión temporal de la declaración de la caza de diversas especies como actividad necesaria y se restringe la movilidad, hasta ahora permitida, para la práctica de la actividad cinegética.

Esta resolución, firmada por el director general de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero, suspende así el apartado segundo de la resolución de 26 de noviembre de 2020, por la que se permitían los desplazamientos para la entrada y salida de Castilla-La Mancha  para practicar la caza en los terrenos cinegéticos que contasen con autorización expresa por parte de la autoridad competente para la gestión de las especies cinegéticas con riesgo de sobreabundancia, a fin de contribuir a los objetivos de conservación y gestión sostenible de la vida silvestre.

Publicidad

Asimismo se deja sin efecto el tercer apartado de dicha resolución, en función de la cual se autorizaba a realizar estos desplazamientos para la práctica de la caza de conejo, jabalí, ciervo, corzo, cabra montés, gamo, muflón o arruí, a quienes dispusieran de un justificante del titular cinegético u organizador de la cacería.

Una suspensión temporal que entraba en vigor esta pasada medianoche, al ser publicada la resolución en el DOCM.

Publicidad

Medidas que se adoptan tras la decisión del Gobierno regional de incrementar las restricciones de movilidad en Castilla-La Mancha, decretando el cierre perimetral de todos y cada uno de los municipios de la comunidad autónoma el pasado lunes al hacer extensible a todo el territorio las medidas de nivel 3 reforzado.

De este modo, no solo está permitida la entrada ni salida de personas procedentes de otras comunidades autónomas para la práctica de la actividad cinegética en Castilla-La Mancha, sino que tampoco se pueden realizar desplazamientos entre municipios de la región para ello.

PIDEN PODER CAZAR

Una decisión que ha indignado al sector cinegético, desde que el piden poder cazar para controlar daños ”lo mismo que hacen otras comunidades autónomas”.

Para la Mesa de la Caza la medida adoptada es fruto de los ”complejos” y de ”no querer explicar” a la sociedad el papel fundamental de la caza, ha señalado en un comunicado de prensa tras conocer este jueves la resolución de la Consejería de Desarrollo Sostenible en la que se prohíbe el movimiento de cazadores en la región para la práctica totalidad de actividades cinegéticas.

La Mesa, integrada por las asociaciones de caza y Federación regional, Atica Castilla-La Mancha y Guadalajara, Asaja, Asiccaza y Aproca, ha señalado que el sector cinegético entiende ”perfectamente” la absoluta prioridad que el Gobierno regional debe dar a reducir el número ”preocupante” de contagios por la covid-19, pero ha considerado ”desproporcionada” la medida.

Por ello ha solicitado una rectificación ”urgente” del Gobierno regional y la autorización al movimiento de cazadores para la entrada y salida en municipios y en la comunidad para las actividades de caza mayor y menor como control por daños, del mismo modo que han realizado otras regiones como Castilla y León, Extremadura, Murcia, Galicia, Cataluña, Baleares o Andalucía.

Asimismo subrayan cómo desde el inicio de la pandemia Castilla-La Mancha ha tomado decisiones que ”se contradicen con lo dictado hoy”, en las que ”el control por sobreabundancia de especies de caza mayor y conejo ha sido prioritario, conscientes de los problemas y daños que estas especies causarían una vez finalizada la veda en la región el próximo mes de febrero”.

Concluyen calificando la resolución de ”irresponsable” y asegurando que ésta ”generará conflictos entre agricultores y cazadores” en un año en el que ”ningún coto ha tenido las herramientas para realizar las capturas establecidas en el plan de ordenación cinegética”.