El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto a su consejero de Sanidad, Jesús Fernández, tras un Consejo de Gobierno | Foto: Esteban González

TOLEDO.- Castilla-La Mancha mantiene el cierre perimetral durante los próximos 10 días y está dispuesta a sumarse a la propuesta del Ministerio de seguir así tanto en marzo como en abril, incluida la Semana Santa; y retrasa en dos horas el toque de queda que dará comienzo a las 00.00 horas y se extenderá hasta las 7 de la mañana, dando así dos horas más de movilidad dentro de la región.

Sin embargo el decreto, que será publicado esta noche en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, introduce una salvedad para los locales de ocio, restauración y hostelería, que deberán echar el cierre una hora antes del toque de queda. Una premisa que ya tuvieron que cumplir hace unas semanas, no así en los últimos 10 días, pero que ahora les llevará a tener que cerrar sus puertas a las 23 horas -una hora más que lo permitido hasta hoy-.

Publicidad

Nuevas medidas que ha detallado en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, tras la reunión del Consejo de Gobierno en la que se han acordado las mismas y en el que se ha contado con la presencia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la Federación de Municipios y Provincias, y representación de la Delegación del Gobierno.

Un encuentro en el que se ha acordado mantener las restricciones a la movilidad con el cierre perimetral de la región, puesto que algunas comunidades autónomas vecinas "mantienen el número de contagios por encima de la media, dentro del riesgo extremo", lo cual no permite levantar la restricción.

En este sentido, Fernández Sanz también ha planteado la disposición del Ejecutivo regional a sumarse a la iniciativa que ha puesto sobre la mesa el Ministerio relativa a plantear medidas "parecidas" para todo el territorio de cara a la Semana Santa.

Así, el consejero ha recordado que desde Castilla-La Mancha "siempre" se ha manifestado que "nos sentimos cómodos y nos ha ido bien" cuando se adoptan medidas de carácter nacional. Por ello, ha precisado, si la apuesta del Ministerio para el Consejo Interterritorial es "un cierre perimetral para marzo y abril, incluida la Semana Santa, nos parece una buena noticia".

Y es que, ha continuado, este cierre está posibilitando que la movilidad sea menor y el número de casos se mantenga a la baja.

Por ello "estaremos encantados de apuntarnos en ese Consejo a la toma de decisiones conjuntas", ha sentenciado. Fernández Sanz se ha mostrado partidario de que en toda España las medidas sean "lo más común posible", por lo que si se adopta una decisión para todos Castilla-La Mancha lo apoyará.

Mientras tanto en la reunión de hoy se ha planteado una nueva bajada de las restricciones, manteniendo el nivel 2 de medidas especiales en todo el territorio, salvo en cuatro localidades -Burguillos en la provincia de Toledo, y en Guadalajara los municipios de Sigüenza, El Casar y Pioz- en las que la incidencia acumulada sigue "muy por encima" del nivel de riesgo extremo, por lo que seguirán en nivel 3.

De este modo, en el 99 por ciento de la región a partir de este miércoles se vuelven a relajar las restricciones con medidas como la apertura de los centros de día, atendiendo así a su objetivo "rehabilitador" fundamentalmente. Vuelta a la actividad ante la que desde Sanidad se pide "cautela" y se exigirá para acudir a los centros "estar libre de covid, no presentar síntomas ni estar en cuarentena", al tiempo que se recomienda acudir "de manera individual" para que la movilidad y el contagio sean lo menor posible.

Asimismo se flexibilizan también las visitas a las residencias de mayores, en las que ya no será preceptivo contar con un test de antígenos negativo antes de encontrarse con los residentes. Respecto a la duración y frecuencia de las visitas, se mantiene como hasta ahora, con una hora por cada visita dos veces por semana a cada usuario.

También se mantienen las exigencias relativas a que los centros deban estar libres de covid, al igual que quienes las visiten.

Lo que sí se rebaja es el número mínimo de horas que tienen que transcurrir para una salida más allá de acudir al médico o realizar algún trámite imprescindible, pasando de 72 a 48 horas, aunque con una serie de criterios restrictivos que se desarrollan en la instrucción al respecto.

Por otra parte, el deporte base también se ve beneficiado en esta relajación de las restricciones, puesto que en las escuelas deportivas se aumenta el número de personas permitidas, pasando de 6 a 15, aunque siempre manteniendo la distancia y los niveles de seguridad.

En el ámbito turístico, las visitas guiadas también amplían su número máximo de participantes, pasando de 6 a 10; y los mercadillos que hasta ahora se mantenían en un tercio de su capacidad habitual, podrán pasar al 50 por ciento, pero siempre guardando la distancia de 4 metros entre puesto y puesto.

LO PERMITEN LOS DATOS

Un nuevo marco más flexible al que se ha podido llegar tras haber doblegado la curva y ser ya "más evidente" la bajada en la expansión de la pandemia en la región.

En este sentido, el consejero de Sanidad ha apuntado que ayer fueron 46 los nuevos casos registrados, "la mitad" que hace tan solo una semana

Asimismo ha destacado cómo la incidencia acumulada tanto a 14 como a 7 días se mantiene por debajo de la media de España, fuera del riesgo extremo -ha recalcado- con 103 casos por 100.000 habitantes y 37 casos por 100.000 habitantes respectivamente, lo cual "aventura posibilidades futuras muy buenas".

A ello se suma la estabilización en el índice de contagio, que se mantiene en 0,65, y una capacidad asistencial que mejora día tras día. En este sentido ha detallado que en estos momentos son 248 las camas ocupadas por pacientes covid en los hospitales de la región, mientras que son 2.600 los pacientes no covid hospitalizados, destacando también que en el hospital de Puertollano ya no hay ningún paciente positivo y que en los de Manzanares y Tomelloso hay tan solo uno.

Respecto a los ingresos en UCI, para los que la estancia media es de 22,5 días, siguen bajando los datos aunque de forma más lenta, y son 109 las personas ingresadas que precisan respirador.

Por otra parte, Fernández Sanz ha destacado cómo se ha reducido el número de fallecidos, siendo ayer 5 los que se comunicaban, mientras que durante el fin de semana se mantenía en cero el número de muertes en las residencias.

Centros sociosanitarios entre los que en estos momentos solo tienen casos positivos 11 centros, con tres provincias "prácticamente a cero", algo que para el consejero es "tremendamente importante".