García-page y Fernández han informado sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno. | FOTO: JCCM

TOLEDO.- Castilla-La Mancha se ajustará al acuerdo de mínimos alcanzado en el Consejo Interterritorial de cara a las restricciones a aplicar de cara a la Semana Santa. Medidas que estarán vigentes entre el 26 de marzo y el 9 de abril, que pasan por mantener el cierre perimetral autonómico, adelantar el horario de inicio del toque de queda a las once de la noche y limitar los grupos en el interior de locales de ocio y hostelería a un máximo de 4 personas.

Así lo ha aprobado el Consejo de Gobierno reunido este jueves con carácter extraordinario, en el que se ha dado traslado del acuerdo de mínimos adoptado ayer en el seno del Consejo Interterritorial con el apoyo mayoritario -solo votó en contra Madrid y Cataluña se abstuvo-. Un consenso que fortalece la idea de combatir "todos a una y de la misma manera, con un mensaje único y nacional" en esta recta final de la pandemia hasta que la vacunación esté más extendida.

Publicidad

Lo ha subrayado así el presidente regional, Emiliano García-Page, quien ha recalcado que el decreto que próximamente será publicado en el Boletín Oficial del Estado, establece "con carácter obligatorio" las condiciones mínimas de restricción, aunque permite a las comunidades autónomas implementar otras "de mayor calado". Una opción que Castilla-La Mancha no tiene intención de acogerse, "bajo ningún concepto", al considerar que las medidas acordadas están en consonancia con la evolución de los datos y son coherentes con los esfuerzos ya realizados a lo largo de las últimas semanas.

De este modo, Castilla-La Mancha apuesta por un decreto "de mínimos", que únicamente supondrá la modificación, entre el 26 de marzo y el 9 de abril, el adelanto del toque de queda en una hora -aunque se suprime la obligación de la hostelería de cerrar una hora antes- y los grupos permitidos en interior de los locales pasa de 6 a 4 personas, tal  y como se ha acordado para todo el territorio nacional, mientras que en el exterior seguirán siendo de 6 no convivientes como máximo.

Publicidad

Asimismo, el acuerdo adoptado a nivel nacional, y que en la región se aplicará tal cual, recoge que las reuniones en domicilios particulares solo estarán permitidas entre convivientes.

En lo que respecta al cierre perimetral de las autonomías que contempla el decreto consensuado a nivel nacional, no supone una modificación para Castilla-La Mancha, puesto que ya desde hace meses mantiene cerradas sus fronteras salvo para las excepciones contempladas en el decreto de estado de alarma.

Un cierre perimetral de todas las comunidades autónomas que para el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, representa "acotar la movilidad del virus".

De este modo, el levantamiento del cierre tendrá que esperar al menos hasta después de la Semana Santa, siendo entonces cuando de nuevo se reúna el Consejo de Gobierno para analizar la situación en este momento y plantear una posible apertura de la comunidad autónoma.

Y aunque se había especulado con posible levantamiento del confinamiento regional, la decisión adoptada en la Interterritorial hace que esa decisión se aplace. No obstante, García-Page ha señalado que "inmediatamente" tras la Semana Santa, el Gobierno regional evaluará "si se sigue o no con la perimetración".

En este sentido el presidente castellanomanchego ha considerado que la movilización que generan las grandes fiestas "obliga a tomar unas decisiones", aunque, ha precisado, "son medidas para un tiempo", de modo que cuando esas fechas pasen se actualizarán las restricciones "siempre en la dirección de intentar facilitar la mayor normalidad posible en la vida de la gente y en la economía".

García-Page ha defendido el apoyo mayoritario de los castellanomanchegos a las medidas que se han ido adoptando, al tiempo que ha apuntado que también son muchos quienes consideran que "deberían ser más duras hasta que no haya una tranquilidad absoluta con la vacunación".

Asimismo se ha mostrado convencido de que Castilla-La Mancha se encuentra entre las primeras comunidades autónomas en "permeabilidad, sensibilidad y compatibilización de las restricciones con la actividad normal" de sectores como el turismo, el comercio o la hostelería.

TODA LA REGIÓN EN NIVEL 2

Por otra parte, y al margen de trasladar al ámbito regional el acuerdo de mínimos de la Interterritorial, durante la reunión del Consejo de Gobierno se ha acordado extender el nivel 2 de medidas especiales para todos los municipios de la región.

De este modo, aquellos que se encontraban con restricciones añadidas debido a la alta incidencia que aún registraban, pasan a contar con las mismas limitaciones que el resto del territorio.

No obstante esta decisión, ha advertido García-Page, "si mañana se desmandan los datos en un municipio, sea pequeño o grande, se exceptuará dicho municipio", ya sea por resolución directa de la Consejería de Sanidad o de la Delegación correspondiente, sin necesidad de que pase por Consejo de Gobierno.

Por su parte el consejero de Sanidad ha vuelto a llamar a la responsabilidad, subrayando la importancia de que "todo el mundo sea consciente de que es un momento muy difícil", y que aunque los datos sean positivos y "todos tengamos ganas de volver a una cierta normalidad", hay que tener presente que tanto el índice de contagio como el número de casos "no está bajando".

Así ha apuntado que el índice de contagio (la capacidad de contagiar de cada positivo) ha estado en 0,6 en estos momentos se encuentra ya en 0,9 -dato que en la mayoría de comunidades se encuentra por encima de 1-, puesto que "en cuanto hemos abierto las restricciones, el número de contagios ha crecido con la movilidad".

Por ello las previsiones apuntan a que "vendrán semanas en las que podamos crecer un poco más en número de casos", de modo que el momento actual requiere de responsabilidad y cumplir las restricciones vigentes, ya que "si la movilidad crece, el virus crecerá".

Por ello ha insistido en la necesidad de "cumplir bien" las restricciones de este nivel 2, en el que ya desde este viernes se encontrarán todos los municipios de la región.

Una decisión que quedará reflejada en una resolución que será publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha esta medianoche, junto a otra por la que se renueva el carácter de voluntariedad del uso del código QR en los establecimientos de hostelería.

CÓDIGO QR VOLUNTARIO SINE DIE

En este sentido, el consejero de Sanidad ha explicado que la decisión de no aplicar la obligatoriedad en el uso de la app -que en principio se establecía a partir del 12 de marzo- y establecer su voluntariedad sine die, obedece a dos motivos.

El primero, ha apuntado, al hecho de que se está trabajando directamente con el Gobierno de España sobre la posible implantación de una aplicación a nivel nacional, relacionada con Radar Covid, para todos aquellos locales que reciban clientes; y el segundo, a que se siga buscando "la máxima seguridad" en la aplicación regional. 

Fernández Sanz ha asegurado que están "contentos" del funcionamiento que está teniendo con esta voluntariedad, por lo que creen que "debe seguir siendo voluntaria".