Úrsula López anunciando su renuncia, acompañada por los dos diputados restantes de la formación, Carmen Picazo y David Muñoz. PeriódicoCLM

TOLEDO.- El grupo parlamentario de Ciudadanos en el Parlamento castellanomanchego ha visto en menos de una semana cómo dos de los cuatro diputados de la formación han renunciado a su escaño.

Si la semana pasada era Alejandro Ruiz, presidente del grupo, quien anunciaba su marcha por discrepancias con el rumbo tomado la formación y las injerencias de Madrid en la labor del parlamentaria en Castilla-La Mancha, este martes lo hacía su diputada por Ciudad Real, Úrsula López.

Publicidad

Visiblemente emocionada, López ha explicado lo mucho que ha costado tomar esta decisión, "más de lo que a priori podía pensar" -ha precisado-, aunque en ocasiones "la vida toma decisiones por uno".

En este sentido, quien se ha ocupado especialmente de las iniciativas relacionadas con la sanidad y los servicios sociales en el grupo parlamentario, ha recalcado que su renuncia al acta de diputada se produce "por motivos estrictamente personales, familiares", los cuales no ha detallado aunque sí ha apuntado que quienes la conocen "de sobra" saben a qué se refiere.

De este modo Úrsula López deja atrás el trabajo desempeñado a lo largo de casi dos años en las Cortes, "en la casa de todos los castellanomanchegos que yo he sentido como propia", ha dicho. Atrás queda también la experiencia de haber compartido espacio "con excelentes profesionales tanto del PSOE como del PP, capaces de demostrar que cuando hay implicación personal y compromiso humanos, los políticos pueden estar a la altura de lo que los ciudadanos esperan, y son capaces de sacar adelante medidas por el bien de todos los castellanomanchegos".

Labor la de López en la que se detenía también hace una semana su excompañero en el Parlamento autonómico, Alejandro Ruiz, quien reprochaba el trato dado a algunas de sus iniciativas por parte del secretario de Comunicación del partido en la región, Pablo Sarrión, generando situaciones "muy incómodas", al tiempo que denunciaba el "veto" en los medios de comunicación al que tanto él como su compañera les habría sometido.

Cuestiones que no se han mencionado en esta despedida, en la que al contrario que Ruiz -quien lo hizo en solitario-, Úrsula López ha estado escoltada por los otros dos diputados de la formación, Carmen Picazo y David Muñoz.

Con su renuncia al acta de diputada, López deja "a un lado" el proyecto de Ciudadanos, que según ha dicho es "el de muchos españoles cansados de la vieja política de los rencores, de las guerras ficticias entre rojos y azules".

No obstante, ha reivindicado el papel del partido, "hoy más necesario que nunca", debido a "los tintes que está tomando la política en el país". Por ello se ha mostrado convencida de que la formación "va a seguir representando la esperanza de muchos votantes, que lo único que pretenden es que España prospere".

Por su parte la coordinadora de Ciudadanos en Castilla-La Mancha y también diputada regional, Carmen Picazo, ha querido subrayar "la gran persona que es" López, quien "lo ha demostrado en Cortes". De ella ha destacado su trabajo "como nadie" y el "conocimiento pleno de las materias que ha llevado".

Asimismo a través de sus redes sociales, Picazo ha publicado un mensaje en el que incide en que López deja la política "por motivos estrictamente familiares", al tiempo que señala que "siempre" estará en su equipo y que ha sido "un honor" trabajar junto a ella.

Para Picazo la que ha sido su compañera de bancada en las Cortes regionales representa "los valores que todo político debería encarnar: cualificación, capacidad de trabajo, honradez y una tremenda vocación de servicio público".

Y una vez oficializadas las salidas del grupo parlamentario, ya se conocen quiénes sustituirán a López y Ruiz en la bancada naranja.
Así, el escaño por Ciudad Real será ocupado por Elena Jaime, concejal de Cs en La Solana, mientras que el diputado por Guadalajara será Javier Sevilla, portavoz de la formación en el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares.

Respecto a la primera, Picazo ha señalado que es licenciada en Psicología y ha destacado su labor en la implantación de Ciudadanos en Castilla-La Mancha. Una persona que va a aportar "frescura y juventud" al grupo, al que llega con ganas e ilusión.

Por su parte de Javier Sevilla ha explicado que es licenciado en Economía y Empresas, que tiene un máster en Urbanismo y Medio Ambiente, y que ha desempeñado diversos cargos en colegios profesionales. Asimismo ha desarrollado su trabajo en materia de la gestión pública en la Diputación de Guadalajara, por lo que aportará al grupo "experiencia, gestión pública e ilusión".

Asimismo, Sevilla también ha tenido responsabilidades desde el punto de vista orgánico en la formación naranja, al ser secretario de Programas y Áreas Sectoriales.