Cartel de una vivienda que se alquila. EFE/Archivo

TOLEDO.- De forma inesperada, en una rueda de prensa prevista para anunciar el nuevo Reglamento del Taxi de Castilla-La Mancha, el consejero de Fomento Nacho Hernando ha desgranado algunas de las propuestas que tiene en mente el Ejecutivo autonómico que preside el socialista Emiliano García-Page para abordar el problema en el mercado de la vivienda.

A sido al ser preguntado sobre si era más partidario de las bonificaciones a los propietarios o de regularizar los precios del alquiler, temas que han generado cierta tensión entre la parte del PSOE del Gobierno de España y Podemos, cuando Hernando ha apuntado a que se deberían plantear soluciones en términos "pragmáticos y prácticos", en lugar de anunciar posturas "dogmáticas" a las puertas de unas elecciones autonómicas, en referencia a Madrid.

Publicidad

El consejero se ha cuestionado así si el control de precios ha funcionado en alguna de las urbes en las que se ha implantado, como Berlín, París o San Francisco. De forma inmediata, Hernando ha precisado que en esas ciudades se ha reducido la oferta de vivienda, y además, se ha generado una "economía sumergida brutal que ha perjudicado a la gente trabajadora".

"No vamos a tropezar dos veces sobre la misma piedra", ha comentado el responsable castellanomanchego de Fomento sobre las ideas de control de precios que plantea la formación morada en vivienda, para posteriormente anunciar que en su departamento ya cuentan con un borrador de la futura Ley de Vivienda regional.

Entre las propuestas que se incluyen en este borrador se encuentran las bonificaciones a los pequeños propietarios que rebajen voluntariamente el alquiler de aquellas viviendas que ya tenían en el mercado, todo ello "en colaboración con las inmobiliarias y los agentes del sector".

Además, los de Page ya contarían con un listado de zonas tensionadas en Castilla-La Mancha. Del mismo modo, la futura ley regional, "que no contará con un planteamiento distinto a la estatal", definiría los conceptos de 'vivienda vacía' y 'grandes tenedores', con el fin de que los ayuntamiento "puedan cobrar un mayor IBI a esas viviendas".

Según este borrador se permitiría la posibilidad de que los municipios también pudieran crear nuevas tasas dirigidas a los grandes propietarios que mantuviesen sus inmuebles fuera del mercado del alquiler.

Para Hernando, la intención del Gobierno pasa por "incentivar una mayor oferta de viviendas sin criminalizar a nadie", como piensa que quieren hacer los de Pablo Iglesias, que han hecho del control público de los alquileres su "bandera electoral".

Finalmente, el consejero ha comentado que el debate es amplio, y que en él influyen cuestiones como la movilidad, el teletrabajo o, en el caso concreto de nuestra región, la extensión de la banda ancha en las zonas rurales. Es por ello que ha pedido a las partes implicadas que sigan el ejemplo de la Junta, aportando "soluciones de manera ingeniosa y no conflictiva, consiguiendo que todo el mundo esté de acuerdo".