Iker acudía este miércoles al Congreso, junto a miembros de la Plataforma, para entregar más de 100.000 firmas. FOTO: PATDI

TOLEDO.- Cuatro años han pasado sin que nada haya cambiado, y de nuevo Iker, un niño toledano que nació con parálisis cerebral, vuelve al Congreso de los Diputados para entregar más de 100.000 firmas reclamando una ley de atención al desarrollo infantil, para que ésta sea de calidad, universal y gratuita, sin límite en el tiempo.

Una entrega de firmas que realizaba junto a su familia y miembros de la Plataforma de Atención Temprana y Derechos de la Infancia (PATDI), desde la que se reclama que no haya ningún niño sin terapia. Y es que contar con esa atención de forma temprana en el desarrollo de los niños y niñas afectados por algún tipo de trastorno, puede marcar la diferencia en su futura autonomía.

Publicidad

Un ejemplo de ello es este joven toledano, vecino de Villanueva de Bogas, que ya en 2017 acudía al Congreso de los Diputados a entregar los más de 350.000 apoyos recibidos a la petición de una ley.

Miles de apoyos que hasta el momento no se han materializado, mientras que las necesidades de Atención Temprana siguen en aumento. Según los datos que maneja la Plataforma, 1 de cada 10 niños requiere de este servicio, y sin embargo no todos tienen acceso.

Por ello Iker regresaba al Congreso para exigir que se reconozca y garantice el derecho a esa atención al desarrollo.

En su caso, el haber tenido acceso al servicio de Atención Temprana y recibir sesiones de fisioterapia, hidroterapia y terapia ocupacional en un centro público, evitó deformaciones en su estructura ósea.

Terapias y tratamientos a los que deben hacer frente sus padres desde que cumplió los 6 años, puesto que es esta edad a la que los menores finaliza la prestación de este servicio por parte de la Administración pública.

Sin embargo se podría decir que Iker es 'afortunado' por vivir en Castilla-La Mancha, donde existe este servicio y no hay listas de espera.

Algo que no pueden decir en otras comunidades autónomas, en algunas de las cuales, como en Madrid, las listas de espera para recibir tratamiento pueden extenderse hasta 4 años y en otras como Canarias ni siquiera existe el servicio.

Es por ello que desde esta Plataforma se reclama una ley de ámbito estatal que garantice que todos los niños y niñas que lo necesiten tengan derecho a recibir este servicio, independientemente del lugar en el que residan. Exigen que la Atención Temprana sea incluida en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, de modo que se contemple para todo el territorio nacional y no como hasta ahora, que cada comunidad autónoma pueda limitarla a ámbitos como el de la Educación o los Servicios Sociales.

Así, a las puertas del Congreso de los Diputados, Iker reclamaba este miércoles una Atención Temprana "para todos", al tiempo que animaba a sus compañeros de lucha a no rendirse nunca, convencido de que "vamos a sacar la ley".

Reclaman una Atención Temprana que sea "gratuita", pero también "de verdad; que sea temprana no porque se acabe pronto, sino porque empiece pronto y dure hasta que lo necesitemos", explica Iker en un vídeo colgado en las redes sociales de la Plataforma.

Además de entregar las firmas recogidas, la visita al Congreso realizada este miércoles permitía al colectivo mantener varias reuniones con grupos parlamentarios que se han mostrado dispuestos a avanzar en esta regulación.


LEY A CONSULTA PÚBLICA EN LA REGIÓN

Mientras tanto, en el ámbito regional, el Gobierno de Castilla-La Mancha iniciaba este miércoles, coincidiendo con el Día Nacional de la Atención Temprana, el periodo de alegaciones públicas a la nueva ley que supondrá el paso definitivo para garantizar la atención universal a los niños hasta 6 años en la comunidad autónoma.

Una ley que contempla además que el servicio sea "absolutamente asequible para todas las familias", tal y como ha asegurado el presidente regional, Emiliano García-Page.