Un operario trabajando en una fábrica de cervezas artesanales en Yunquera de Henares, Guadalajara. Foto: Fernando Villar / EFE

TOLEDO.- La recuperación postcovid, la relajación de las restricciones y el inicio del periodo estival han definido los datos del paro del mes de junio, publicados esta mañana por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El paro registrado este mes en Castilla-La Mancha se ha situado en las 178.632 personas, lo que supone una reducción con respecto a mayo de 4.947 desempleados, un 2,69 por ciento menos. Si lo comparamos con los datos de junio de 2020, el descenso es incluso mayor, bajando el número de parados en 9.100 personas, lo que supone un descenso del 4,85 por ciento.

Publicidad

En cuanto a la evolución mensual por provincias, donde más ha bajado en términos absolutos ha sido en Toledo, con un descenso de 2.170 parados (-3,20 por ciento). Le siguen Albacete, con 935 personas menos (-2,79 por ciento); Ciudad Real, con 784 (-1,59 por ciento); Guadalajara, con 540 (-3,02 por ciento) y Cuenca, con 518 parados menos (-3,73 por ciento).

En términos interanuales, el paro también se ha reducido en las cinco provincias, con Ciudad Real a la cabeza, donde ha descendido el desempleo en 3.191 personas, seguida de Toledo, Albacete y Guadalajara; con 3.105, 1696 y 801 personas menos respectivamente. Finalmente, Cuenca, la provincia con menor población, ha registrado 307 personas menos con respecto a junio de 2020.

Por sectores económicos también descendió el desempleo en todos excepto en el colectivo sin empleo anterior, en el que aumentó en 246 personas. El SEPE ha informado de una bajada de 4.057 parados en el sector servicios. También se recuperan industria, con 701 desempleados menos, seguida del sector agrario con 243 y el de la construcción con 192 parados menos en comparación con el mes de mayo.

En el desglose por sexos, se vuelve a apreciar una vez más la enorme brecha económica entre hombres y mujeres. En junio, se registraron en las oficinas de Castilla-La Mancha un total de 115.487 mujeres, frente a los 63.145 correspondientes a sus compañeros varones. En porcentajes, supone que el 64,65 por ciento de las personas paradas, casi dos tercios, tienen rostro de mujer.

El paro juvenil ha bajado ligeramente en la región. Si en el mes de mayo había 16.131 inscritos, ahora los menores de 25 años en situación de desempleo son 563 menos, situándose en los 15.568. Este número representa el 8.72 por ciento con respecto al total de parados.

Sobre los datos de afiliación a la Seguridad Social, Castilla-La Mancha sumó 15.606 cotizantes en junio, un 2.17 por ciento más con respecto al mes anterior. Con respecto al año pasado, el ministerio de José Luis Escrivá ha informado de que la comunidad autónoma ha ganado 36.120 nuevos afiliados, un 5.16 por ciento, alcanzando los 735.587 inscritos en el INSS.

Unos datos positivos que también se reflejan en la contratación. En Castilla-La Mancha se ha firmado un total de 95.653 contratos, lo que supone 25.577 más que el mes anterior (36,50 por ciento) y 29.559 más que en junio de 2020 (45,61 por ciento).

De estos, la gran parte han sido de carácter temporal, unos 87.523 contratos. En cuanto a los indefinidos, se han situado 8.120 durante el mes de junio. En ambos modalidades se supera el número de personas contratadas del mes de mayo.

"REFORZAMOS LA RECUPERACIÓN"

Respecto a estos datos de desempleo, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para valorarlos como "muy positivos", pues considera que con ellos Castilla-La Mancha se configura como "la segunda comunidad autónoma que ha crecido más en el empleo de todo el país".

Franco ha asegurado así que la región está siendo capaz de volver a crear empleo y, en ese sentido, ha comentado que "el descenso continuado de cuatro meses en la bajada del paro refuerza el sentido de la recuperación".