El presidente de Castilla-la Mancha, Emiliano García-Page, este lunes durante la inauguración de la residencia 'Cuna de Mayo' en Pedro Muñoz. Foto: A. Pérez

CIUDAD REAL.- Un cambio "en positivo", con perspectiva y en el que se ve "muy reconocido". Esta es la opinión del presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional del PSOE, Emiliano García-Page, sobre la remodelación del Ejecutivo planteada por Pedro Sánchez, que ha situado a la ciudadrealeña Isabel Rodríguez al frente de la cartera de Política Territorial y la Portavocía del Gobierno.

Consideraciones que ha realizado el presidente autonómico durante su intervención en el acto de inauguración de una residencia de mayores en la localidad ciudadrealeña 'Cuna de Mayo' en Pedro Muñoz.

Publicidad

Un acto que no ha contado con la asistencia del presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Caballero, quien se encontraba en Madrid acompañando a Rodríguez en su toma de posesión.

Para García-Page el cambio planteado en su Ejecutivo por el presidente Sánchez "no es tanto de reproche a los que han salido", sino "un planteamiento de perspectiva, pensando no en lo que ha pasado, sino en lo que tiene que pasar".

Publicidad

El presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional del PSOE ha asegurado que el planteamiento realizado por Sánchez le ha gustado, "no solo por el nombramiento de una paisana de enorme capacidad, que cogió el toro por los cuernos en Puertollano", sino por la capacidad de comunicación "extraordinaria" de Isabel Rodríguez, a la que considera "muy amiga y muy leal con esta tierra".

Pero además de esta relación directa con Castilla-La Mancha a través de la nueva ministra de Política Territorial y portavoz del Ejecutivo central, el presidente autonómico también ha encontrado conexión con otro de los nuevos ministros, Félix Bolaños, quien tiene "ascendencia familiar en Villafranca de los Caballeros".

Una relación que, ya le habría trasladado al nuevo ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, "tiene que valer también", ha explicado García-Page.

El jefe del Ejecutivo castellanomanchego ha felicitado a todos los ministros que han tomado hoy posesión del cargo y ha dado las gracias a quienes lo han dejado.

Considera que se trata de un cambio planteado "con perspectiva, con ambición de ganar espacios hasta ahora cerrados a las políticas del Gobierno". Por ello cree que va a ir "razonablemente bien".

En su opinión es un cambio "muy en positivo", del que asegura sentirse "personalmente muy reconocido", "aunque solo fuera porque vamos a poder ver cómo la opinión del Gobierno de España la da una manchega y además, muy cualificada", ha sentenciado.