García-Page será reelegido oficialmente el 10 de septiembre.

TOLEDO.- Unidad en el PSOE de Castilla-La Mancha en torno a Emiliano García-Page, que será reelegido secretario general del partido sin necesidad de pasar por primarias. Este viernes a mediodía se ha cerrado el plazo para la presentación de precandidaturas, de modo que al ser la suya la única presentada se convierte en el único candidato.

De este modo, para revalidar el cargo el único trámite a cumplir por García-Page ahora será presentar el 2 por ciento de los avales, algo para lo que tiene plazo hasta el 10 de septiembre, fecha en la que será proclamado oficialmente secretario regional del PSOE para los próximos cuatro años. Un proceso que culminará el 30 y 31 de octubre, con la celebración del XII Congreso Regional de la formación.

Pasos sobre los que ha informado hoy en rueda de prensa el secretario de Organización del partido en la región, Sergio Gutiérrez, quien ha explicado que el plazo para la presentación de precandidaturas se abría el pasado 10 de julio y que hasta hoy, cuando se cerraba el mismo, la única precandidatura había sido la de García-Page optando así a la reelección.

Esta vez sin oponentes, al contrario de lo que ocurriera hace cuatro años cuando el 'sanchista' alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, presentó una candidatura alternativa a la Secretaría General del PSOE castellanomanchego -intento que acabó con una aplastante victoria en las primarias por parte de Page, que cosechó el 71 por ciento de los votos-, el toledano será reelegido sin necesidad de ese paso previo por las urnas "para seguir liderando un proyecto de progreso, regionalismo sano y honradez".

Publicidad

Todo ello desde "un partido unido" en torno a un proyecto sólido que aspira a seguir otorgando al conjunto de la ciudadanía castellanomanchega "estabilidad, moderación y progreso, cohesión territorial y justicia social para tener cohesión social".

Un proyecto desde el que se quiere "más Castilla-La macha dentro de una mejor España", para lo que ofrece "un regionalismo sano, cuyo denominador común son las políticas de progreso".

En este sentido, Gutiérrez ha subrayado que nos encontramos en un momento en el que se puede apostar por dos caminos distintos: el de la recuperación a través de la inversión, de la política social, de la justicia social; o bien por el de volver a dar una oportunidad a quienes "siempre nos quisieron sacar de la crisis a base de recortes, de tijeretazos, de ajustes en el cinturón fundamentalmente de la clase media y trabajadora".

Consideran por ello que es el momento de tener "liderazgos sólidos y apostar por la estabilidad"; por la seguridad de los que siempre dicen lo que piensan, de los que no cambian de opinión cada día "en función del titular que le otorgan desde otras sedes electorales". Es el momento, ha continuado Gutiérrez, de apostar por aquellos que "dan certeza, seguridad y transmiten confianza", pero sobre todo por quienes defienden "un modelo de gestión diferente al que vivimos hace ahora algunos años para salir de la crisis económica".