El sector servicios es el más beneficiado por la baja del paro en la región. EFE/Archivo

TOLEDO.- El paro registrado bajó en Castilla-La Mancha en 6.003 desempleados en agosto (-3,56 por ciento) respecto al mes anterior, con lo que el número total de parados se situó en 162.752, aunque también la Seguridad Social perdió en esta comunicad autónoma 7.359 afiliados en agosto (-1,02 por ciento) y la cifra de cotizantes quedó en 731.067.

En relación con el mismo mes del año pasado, en Castilla-La Mancha se contabilizaron 23.023 desempleados menos (-12,39 por ciento), según los datos publicados este jueves por los ministerios de Trabajo y Seguridad Social, que señalan asimismo que en agosto aumentaron los afiliados en 26.632 trabajadores (3,78 por ciento) en comparación con las cifras de hace un año.

Unas cifras que ha valorado positivamente la consejera de Economía y Empleo, Patricia Franco, quien ha subrayado que "estamos en una cifra de paro histórico en Castilla-La Mancha con la mayor caída de paro en agosto en términos interanuales e intermensuales y nos tendríamos que retrotraer a enero de 2009 para tener esta cifra de paro como la de hoy".

Por provincias, el paro descendió en las cinco respecto al mes de julio, más en términos absolutos en Toledo (-2.278) y Ciudad Real (-2.102), seguidas de Albacete (-761), Cuenca (-615) y Guadalajara (-247); y también bajó en las cinco provincias en términos interanuales.

Publicidad

Por sectores, en agosto bajó en todos excepto en la construcción, como viene siendo habitual por la práctica de despedir a los trabajadores para volver a contratarlos luego en septiembre, en el que se registraron 117 desempleados más; mientras que por el contrario el paro bajó en la agricultura (-1.120), industria (-198), servicios (-3.321) y el colectivo sin empleo anterior (-1.481).

De total de 162.752 parados castellano-manchegos, 57.459 eran hombres y 105.293, mujeres; y 12.501 tenían menos de 25 años.

En agosto, se formalizaron en Castilla-La Mancha 71.367 contratos, lo que supone 23.866 menos que el mes anterior (-25,06 %), aunque en comparación con el mes de agosto de año pasado fueron 15.601 contratos más. De esos 71.367 contratos, solo 4.398 fueron indefinidos.

Por su parte, la Seguridad Social perdió en agosto 7.539 trabajadores respecto a julio, y por provincias, Albacete registró 3.154 cotizantes menos; Ciudad Real ganó 286; Cuenca perdió 2.766, Guadalajara también restó 1.353, y Toledo, 551 menos.

En el último año, la región ha ganado 26.632 cotizantes respecto al mes de julio de 2020, lo que supone un aumento del 3,78 por ciento.

De los 731.067 trabajadores afiliados que presentaba Castilla-La Mancha al terminar el mes, 537.016 computaban en el Régimen General, 32.640 al Especial Agrario, 10.807 al Servicio de Hogar y 150.604 eran autónomos.

Castilla-La Mancha cerró el mes de agosto con 5.786 trabajadores en ERTE. De media, en el octavo mes del año hubo 5.894 personas en ERTE en la región.

En el conjunto de España, la Seguridad Social perdió en agosto 118.004 afiliados de media, hasta un total de 19.473.724 cotizantes, a pesar de que el desempleo registrado bajó en 82.583 personas, hasta un total de 3.333.915, lo que supone la mayor caída del paro en un mes de agosto de toda la serie histórica.