Los portavoces de la coordinadora señala que la vía electoral "está siendo reclamada por muchos ciudadanos". Foto: ESPAÑA VACIADA

CUENCA.- La localidad conquense de Priego se convierte en la línea de salida para la aventura electoral de la autodenominada España Vaciada. Más de setenta colectivos provenientes de veintiocho provincias distintas han acordado en este pueblo de menos de 900 habitantes crear una herramienta política para presentarse a los próximos comicios electorales que se convoquen.

La decisión se ha adoptado después de un "debate realista, emotivo y profundo", marcado por el objetivo de conseguir un país "mas cohesionado territorialmente" y siguiendo el ejemplo del movimiento ciudadano Teruel Existe, que en noviembre de 2019 fue la fuerza más votada de su provincia con un diputado y dos senadores, influyendo en la investidura de Pedro Sánchez.

Publicidad

Allí ha estado la cara visible de la formación turolense, Tomás Guitarte, quien ha defendido que todos los ministerios del Gobierno de España prioricen de manera transversal el problema territorial.

Los portavoces de la coordinadora coinciden en que la vía de la participación electoral "está siendo reclamada por muchos ciudadanos" que sienten la necesidad de dar este paso, el cual consideran "de importancia trascendental para el futuro de muchas comarcas y provincias".

Entre las asociaciones castellanomanchegas que han acudido este fin de semana al monasterio de San Miguel de la Victoria se encuentran Cuenca Ahora, que ha defendido con firmeza el mantenimiento del tren convencional en la provincia, o Stop Macrogranjas, contrario al modelo de desarrollo basado en la ganadería intensiva. También han estado presentes colectivos de Guadalajara y la comarca de Almadén.

Los integrantes de este movimiento opinan que "ha llegado el momento de expresar nuestra firme determinación, tras décadas de abandono, para cambiar las cosas, y lo haremos presentándonos a las próximas elecciones, para trabajar por un bien común, un país más vertebrado y cohesionado, con igualdad para todos".

Son conscientes de que es necesario "enfrentar con rotundidad los desequilibrios territoriales que son un problema de este país", porque en su opinión "no solo se trata de reivindicaciones comarcales o provinciales justas que llevan a veces décadas sin atender".

Los portavoces de los colectivos que han asistido a la asamblea se ha mostrado "muy ilusionados por la unidad y el ánimo que han manifestado ante la decisión", y han hecho hincapié en que "somos distintos colectivos y de origen muy diverso, pero nos unen objetivos comunes y el convencimiento rotundo de que debemos movilizarnos para que nuestros territorios sobrevivan, buscando las sinergias que nos permitan sumar esfuerzos para defender nuestro futuro”.

En este sentido, han subrayado que "hay un alto grado de sintonía" y han expresado su convencimiento de que "la presencia institucional va a ser la única forma de encauzar las soluciones que necesita el medio rural y las pequeñas ciudades, empezando por lograr un Pacto de Estado por el reequilibrio territorial".

Por otra parte, el colectivo a explicado que desde la manifestación del 31 de marzo de 2019 en Madrid, la coordinadora de la España Vaciada "ha seguido trabajando intensamente con el objetivo de concienciar sobre la necesidad de revertir los desequilibrios territoriales", y al respecto valora "el cambio en la percepción ciudadana y el interés por este problema en la sociedad española".

Igualmente, ha avanzado que trabajará para definir la forma más adecuada de encauzar esta nueva estrategia "apostando, como siempre, por el diálogo y el consenso entre todos".

En este contexto, decidirán "qué instrumento de participación política es el más eficaz para concurrir a las próximas citas electorales", ya que entienden que la estrategia electoral "fortalecerá la continuidad y el trabajo de los colectivos ciudadanos, al igual que ha sucedido con Teruel Existe y su movimiento ciudadano".

En cualquier caso, en la asamblea se ha puesto especial énfasis en que los colectivos y plataformas "deben seguir con su identidad y trabajo, siendo el cauce de participación para recoger la sensibilidad y los problemas de los habitantes de los territorios así como para trasladar sus demandas y propuestas a las instituciones".