Darío Dolz ha respondido al anuncio afirmando que no tiene "miedo" de la moción. ARCHIVO

CUENCA.- Vientos de cambio agitan la turbulenta legislatura en Cuenca. La hipótesis de una moción de censura en el seno del Ayuntamiento ha dejado de ser una especulación y se ha convertido en una posibilidad real que podría hacer caer al Gobierno socialista de Darío Dolz.

El líder de sus antiguos socios de coalición, Isidoro Gómez Cavero, ha confirmado este viernes ante los micrófonos de Castilla-La Mancha Media que su agrupación está valorando la puesta en marcha del procedimiento debido al incumplimiento del pacto de investidura por parte del actual regidor.

Publicidad

 "Sí existe la posibilidad. Hay que valorar las cosas y la posibilidad existe", ha declarado Gómez Cavero en la radio pública, añadiendo que en los últimos meses del año se acaba el plazo para cumplir algunos proyectos de la ciudad, como la autovía o el acceso al casco al casco antiguo, de los que "todavía no se sabe nada".

El empresario, que afirmó que no pretendía "fastidiar" el mandato de Dolz cuando anunció por sorpresa su salida del Gobierno, ahora sostiene que la ciudad "no está haciendo una reversión de la caída que tenía" y se muestra abierto a pactar con los partidos de la derecha para apartarle del poder.

Para que la moción de censura prospere, Cuenca Nos Une necesita contar con la mayoría absoluta del Pleno, que en el caso de la capital provincial son 13 concejales. A los seis ediles de su grupo municipal tendrían que sumar de forma obligada los otros seis del Partido Popular y, al menos, conseguir el apoyo de la concejala de Ciudadanos o la de Cuenca en Marcha, la candidatura afín a Podemos.

Por el momento, se desconoce si el candidato de la moción será el propio Gómez Cavero, quien llegó a declarar hace unas semanas en una entrevista al diario ABC que su ego "no pasaba por ser alcalde", siendo su principal preocupación los problemas de los conquenses.

DOLZ NO TIENE MIEDO

Mientras se resuelven todas las incógnitas en torno al amago anunciado por Cavero, el alcalde de Cuenca ha tratado de tranquilizar a los habitantes de la ciudad, comentando que no tiene "miedo" a la moción de censura y el acuerdo de investidura firmado en 2019 se ha cumplido al ochenta por ciento.

"Él vera, hemos sido equipo de Gobierno hasta junio tomando decisiones", ha dicho Dolz, apuntando que en las próximas semana hará un repaso del grado de cumplimiento de los compromisos adquiridos con Cuenca Nos Une.

El socialista ha incidido en que la agrupación independiente necesitaría el apoyo de la derecha para hacerse con la Alcaldía, algo que desde su punto de vista "sería cambiar las reglas del juego a mitad del partido".

En todo caso, ha sostenido que su equipo "va a seguir trabajando como en los dos últimos años" de legislatura. "No estoy aquí para tener miedos, estoy para trabajar por mis ciudadanos", ha concluido el actual regidor.