Bolsas incautadas por los agentes de la Comandancia provincial de Toledo. Foto: GUARDIA CIVIL

TOLEDO.- La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 25 años por un delito de tráfico de drogas cuando circulaba con su vehículo por la autovía A-4 (Madrid-Córdoba) dentro del término municipal de Madridejos, trasportando 1.017 bellotas de hachís distribuidas en 10 paquetes ocultos en su habitáculo, con un peso superior a los 10 kilogramos.

Durante la tarde del pasado día 30 de septiembre, la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Toledo, junto con personal del Puesto de Lillo, Servicio Cinológico y de la Agrupación de Tráfico de esta Comandancia de la Guardia Civil, tenían dispuesto un dispositivo operativo en la A-4 a la altura de Madridejos, cuando seleccionaron un vehículo que circulaba por dicha vía para identificar a su conductor.

Publicidad

Este hombre, de nacionalidad marroquí y con numerosos antecedentes delictivos, bajó del vehículo y el perro del Servicio Cinológico lo marcó como sospechoso de portar alguna sustancia estupefaciente.

De inmediato, el hombre entregó a los agentes una bellota que llevaba oculta en sus genitales, supuestamente con la finalidad de que los agentes no siguieran buscando, pero el can también señaló un cojín que había en la parte de los asientos traseros y en una parte concreta del maletero.

Cuando los agentes comprobaron los puntos señalados por los canes descubrieron unas diez bolsas que contenían un total de 1,017 bellotas de hachís, con un peso de 10,450 gramos.

El hombre fue trasladado a dependencias de la Guardia Civil de Madridejos para la instrucción de diligencias y posteriormente pasó a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de guardia de Orgaz.