Emiliano García-Page ha afirmado que la feria "se hace con mucho esmero y excelencia". — E. GONZÁLEZ

TOLEDO.- Castilla-La Mancha recupera su Feria de Artesanía después de un año de parón obligado por la crisis sanitaria. El Gobierno regional ha inaugurado este viernes la 40 edición de Farcama, que se desarrollará hasta el próximo 12 de octubre en el parque de La Vega, el Espacio Adunia y el Hospital de Tavera, donde empezó su andadura allá por el año 1980.

Una versión reducida, de tan solo cinco días, en la que se han reunido un centenar de artesanos, y donde se conjuga el pasado a través de una vuelta al origen de la feria con el presente de las piezas expuestas y el futuro a través de la alianza de la artesanía con el interiorismo y el diseño.

Publicidad

La 40 edición de Farcama suma a sus tradicionales talleres infantiles y exhibiciones de artesanía en vivo, la presencia de grandes influencers, como la belmonteña Boticaria García, y espacios institucionales y de empresas que van a contribuir a la difusión y promoción de la artesanía de la región.

Emiliano García-Page ha dado el pistoletazo de salida a la cita con una intervención en la que ha animado a los profesionales de la artesanía y al conjunto de la población a "volver a empezar, porque la normalidad consiste en avanzar". Una nueva situación que, a su juicio, "nos permite salir del trance en forma colectiva y sacar provecho de lo que se ha sembrado en todo este tiempo, del trabajo que se ha fraguado a lo largo de la pandemia".

El presidente de la comunidad autónoma no ha desaprovechado la ocasión para realizar algunos anuncios relevantes en el sector, como la intención de declarar Bien de Interés Cultural los bordados del municipio toledano de Lagarteja o la reedición de Farcama Primavera, que tendrá lugar el Talavera de la Reina.

A su vez, se ha comprometido con la apertura en la capital regional, antes de la primavera de 2022, del Centro de Promoción de la Artesanía en Tornerías, que contribuirá a impulsar la comercialización de estos productos y la predisposición a abrirse a todo tipo de mercados.

El dirigente regional ha finalizado su intervención alentando a la ciudadanía para que visiten Farcama durante el puente, porque "es una feria que cuenta con muchos fieles y se hace con esmero y ganas de excelencia".

En la misma línea se ha pronunciado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, quien ha valorado que la celebración de la Feria coincida con "un puente cargado de optimismo para el turismo de la región", con unas perspectivas de ocupación elevadas tanto en alojamientos hoteleros como en el turismo rural.

La titular de Economía ha detallado que Castilla-La Mancha se sitúa como la tercera región con mejor facturación en materia de turismo en el tercer trimestre, y se proyecta como la segunda mejor en el último trimestre del año.

Para Franco, el simple hecho de poder celebrar esta edición ya es "todo un éxito", suponiendo un "síntoma claro de recuperación". Asimismo, ha recordado que en los 41 años de feria, "solo la covid ha podido con Farcama".