Dos mujeres pasan por la puerta de una oficina de empleo. — ARCHIVO

TOLEDO.- Enero ha dejado un total de 148.972 desempleados en Castilla-La Mancha. Se trata del mejor dato registrado desde el comienzo de la crisis financiera de 2008 en un mes marcado habitualmente por los despidos posteriores a la campaña navideña.

Es lo que se desprende de los datos ofrecidos este miércoles por los ministerios de Trabajo y Seguridad Social, desde lo que han destacado la tendencia positiva de los últimos meses, así como la creación de empleo de calidad.

Sin embargo, el paro ha subido en 2.505 personas con respecto al mes de diciembre, es decir, hay un 1,71 por ciento más de desempleados.

En comparación con el mismo mes del año anterior, el paro ha descendido en la región en unas 43.233 personas, un 22,49 por ciento menos, tratándose así de un récord: la mayor caída interanual de la serie histórica, de cualquier mes.

Una cifra que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, señala como "el mejor dato de los últimos 25 años" -desde que existen registros-, avanzando además que, a pesar de la crisis derivada del coronavirus, su gobierno va a cumplir sus compromisos respecto al paro.

Por otra parte, la afiliación a la Seguridad Social en Castilla-La Manca bajó en 8.444 cotizantes (-1,13 por ciento) en enero respecto a diciembre de 2021, aunque en tasa interanual ganó 35.349 afiliados (5,01 por ciento).

Cifras que para la portavoz del Ejecutivo castellanomanchego, Blanca Fernández, invitan al optimismo. "Es un dato muy relevante, uno de cada cuatro parados de la región ha encontrado un empleo en 2021", ha declarado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Para la también consejera de Igualdad, las políticas de apoyo al tejido empresarial y de los planes extraordinarios de empleo impulsados por la Junta "están dando resultado", por lo que van a continuar "trabajando en la misma línea".

Por provincias castellanomanchegas y en comparación con el mes anterior, el paro solo descendió en Toledo en 25 desempleados, mientras que repuntó en Ciudad Real (1.504), Guadalajara (560), Albacete (393) y Cuenca (73).

En términos interanuales, el desempleo bajó en las cinco provincias: Toledo, donde más en términos absolutos, con 15.524 parados menos, seguida de Ciudad Real que experimentó un descenso de 10.797, Albacete con 8.600 parados menos, Guadalajara 4.457 y Cuenca con 3.855 parados menos que el año anterior.

De los 148.972 desempleados de Castilla-La Mancha, 54.046 son hombres y 94.926, mujeres; pero esta brecha de género prácticamente desaparece en los desempleados menores de 25 años, puesto que del total de 10.955, la mitad, 5.493, son hombres y 5.462 son mujeres.

Por sectores de actividad, fue el de los servicios el que absorbió la subida del paro, con 2.710 desempleados más; y también subió en la agricultura en 405 personas; por su parte, el paro bajó en la construcción, con 294 desempleados menos; la industria en la que se registró un descenso de 44 parados y en el colectivo sin empleo anterior, con 272 menos.

Así, los 148.972 desempleados castellanomanchegos se distribuyen en: 102.168 del sector servicios, 14.257 de la industria, 11.108 de la agricultura, 10.903 de la construcción y 10.536 del colectivo sin empleo anterior.

En enero se suscribieron en Castilla-La Mancha 66.277 contratos, esto es, 4.680 (-6,46 por ciento) menos que el mes anterior, aunque 10.527 más que el mismo mes del año pasado (18,88 por ciento).

Bajó la contratación en términos intermensuales en las cinco provincias, y de todos los contratos, 8.023 fueron indefinidos y 58.254 temporales.

LOS AGENTES SOCIALES, EN POSITIVO

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha dicho que la reforma laboral de 2021 se nota de forma positiva en los datos de contratación de Castilla-La Mancha y ha explicado que el fin de las campañas navideñas y de la aceituna se deja sentir en los datos de empleo de la región, pero ha agregado que en términos interanuales tanto afiliación como paro registrado presentan datos positivos, lo que ha considerado "muy relevante" teniendo en cuenta la pandemia.

UGT, por su parte, ha destacado que el incremento del desempleo haya sido "leve" y "uno de los más moderados de un mes de enero", al tiempo que ha advertido de la alta tasa de desempleo femenino, puesto que el 64 por ciento de los 150.000 parados de la región son mujeres, una tasa muy por encima de la media nacional del 59 por ciento.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Ángel Nicolás, ha hecho hincapié en el dato interanual y ha celebrado que este mes de enero hay menos desempleados que en enero de 2021, aunque ha advertido de que no todo el descenso del paro se puede achacar a que esas personas hayan pasado a la actividad directamente, sino que "hay muchos que pierden la esperanza de encontrar un empleo" y, por lo tanto, no aparecen en los registros de paro.