García-Page ha participado en el Seminario Internacional de Seguridad y Defensa que se celebra en Toledo. - P. LÓPEZ / JCCM

TOLEDO.- Quienes no estén dispuestos a acatar las leyes contra la violencia machista, no podrán aspirar a gestionar los fondos para mantener servicios destinados a ello. "Lo uno va con lo otro, o se asume la ley o no se asume".

Así de tajante se ha mostrado el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page, quien ha advertido de la vinculación entre el cumplimiento de las leyes promulgadas "legítima y democráticamente" para luchar contra la violencia de género, y los fondos destinados a ello y que, en buena medida, son gestionados por los ayuntamientos.

Lo ha señalado en Toledo, durante su intervención en la inauguración del XXXV Seminario Internacional de Seguridad y Defensa que se celebra en la capital regional, donde ha recordado que "son muchas las ayudas en positivo y fondos vinculados a estimular la igualdad" que se gestionan desde los consistorios.

Algo que García-Page va a plantear a las nuevas corporaciones que se están constituyendo en estos días, ha precisado, en algunas de las cuales la entrada de Vox en los gobiernos municipales ha supuesto ya la supresión de concejalías de igualdad y la adopción de polémicas medidas respecto a la diversidad.

MANTENDRÁ LA CONSEJERÍA DE IGUALDAD

En este contexto, García-Page ha avanzado que el nuevo Ejecutivo al que dará forma tras su toma de posesión en unos días, seguirá teniendo una Consejería de Igualdad, "sentada en el gobierno" -ha precisado-, puesto que considera importante que "haya transformación", una "condición necesaria para seguir mejorando como sociedad" y que, a su juicio, es casi un "imperativo moral".

No obstante, y ante "tanto debate" como se plantea ahora sobre lo que piensan unos y otros, García-Page ha señalado que lo que le gustaría escuchar de los partidos políticos, "de todos" -ha precisado-, quién se compromete a mantener o quién quiere cambiar la ley contra la violencia contra las mujeres.

En este sentido, le gustaría saber quiénes abogan por mantener y quiénes quieren quitar las leyes que existen en España, "que han tenido un consenso enorme y han sido votadas con grandes mayorías".

Y es que, ha señalado García-Page, "la retórica puede servir para pescar votos o calentar la cabeza a la gente", pero en realidad "lo que importa es quién se compromete a mantenerlo y quién se compromete a derogarlo".

El presidente regional ha señalado que "los conceptos absolutos no son parcelables", y por ello considera que "la igualdad o se asume como concepto global o no se asume". Por ello cree que para que la igualdad sea efectiva "se tiene que predicar en su conjunto, "ese es el éxito colectivo".

En este contexto, Emiliano García-Page ha apuntado la necesidad de establecer un compromiso de país en contra de la violencia de género, puesto que "la violencia engendra violencia".