Durante el mes de agosto se firmaron 48.621 contratos en la región. - MINISTERIO TRABAJO

TOLEDO.- Castilla-La Mancha ha registrado 1.689 parados más (1,32 por ciento) en los servicios públicos de empleo en el mes de agosto respecto a julio, por lo que la región suma un total de 129.453 personas desempleadas.

En términos interanuales, el paro ha descendido en 13.042 personas en la comunidad autónoma, lo que supone un 9,15 por ciento menos, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

En las cinco provincias castellanomanchegas se han contabilizado aumentos en el número de desempleados en agosto en relación con el mes anterior, y fueron 317 en Albacete, 418 en Ciudad Real, 2 en Cuenca, 210 en Guadalajara y 742 en Toledo.

Respecto al año anterior, el paro ha bajado en las cinco provincias, con 3.106 desempleados menos en Albacete, 3.894 en Ciudad Real, 1.039 en Cuenca, 929 en Guadalajara y 4.074 en Toledo.

Del total de 129.453 castellanomanchegos parados, 44.922 son hombres y 84.531 mujeres; además, tenían menos de 25 años un total de 9.404 parados, de los cuales 4.634 son hombres y 4.770 mujeres.

Datos ante los que, desde el Gobierno regional, destacan cómo se trata del nivel de paro más bajo en los últimos 15 años para un mes de agosto, pese a la estacionalidad negativa que el final del verano tiene sobre el mercado de trabajo, que en la región se ha traducido en esa subida del desempleo.

Así lo ha destacado la directora general de Empleo, Elena García Zalve, que ha apuntado, además, que en los últimos doce meses el paro ha caído en la región de manera más intensa que en el conjunto del país, en más de 13.000 personas, y también ha crecido por encima de la media nacional el empleo generado en el último año, con casi 21.000 personas más trabajando en Castilla-La Mancha que en agosto del año pasado.

Para el Ejecutivo regional estos incrementos, "propios del final del verano y muy ligados a la estacionalidad en el empleo del mes de agosto, no impiden que la región consolide el dato de paro más bajo en este mes de los últimos 15 años, desde agosto de 2008, apuntalando también un gran comportamiento en términos interanuales, con más de 13.000 personas menos en desempleo, un 9,15 por ciento, una bajada superior a la media nacional en los últimos doce meses", ha destacado Elena García Zalve, quien ha señalado que el buen comportamiento interanual "se da en todos los sectores productivos, salvo en el colectivo sin empleo anterior, y en todas las provincias de la región".

Por sectores de actividad económica, de los 1.689 parados más que se han registrado en agosto, 27 corresponden al sector industrial, 282 a la construcción, 1.523 al sector servicios, y 71 al colectivo sin empleo anterior; y solo bajó el paro en la agricultura, con 214 parados menos.

En el mes de agosto se suscribieron en Castilla-La Mancha 48.621 contratos, que son 15.288 menos que en julio (23,29 por ciento), aunque 9.081 más que en agosto del año pasado (15,74 por ciento).

De esos contratos, 20.483 han sido indefinidos, 8.481 menos que el mes anterior (-29,28 por ciento) y 3.009 menos que en agosto del año pasado (12,81 por ciento), y 28.138 temporales, 6.807 menos que en julio (19.84 por ciento) y 6.072 menos que en agosto de 2022 (-17,75 por ciento).

A nivel nacional, el mes de agosto, habitualmente malo para el mercado laboral, se ha saldado con una media de 185.385 afiliados menos a la Seguridad Social y con 24.826 parados más registrados en los servicios públicos de empleo, rompiendo con una racha de cinco meses seguidos de caída del desempleo y de datos récord de afiliación.

MÁS ESTABILIDAD, PERO SIN MEJORAS EN CALIDAD DE VIDA

Datos que desde UGT Castilla-La Mancha valoran positivamente en cuanto al aumento de la estabilidad del mercado laboral que reflejan, aunque lamentan que esta no se traduzca en una mejora en la calidad de vida de los trabajadores.

Así lo ha señalado la secretaria de Política Sindical de Empleo de UGT CLM, Isabel Carrascosa, para quien pese a la ligera subida del paro registrada en agosto en la región, se puede apreciar cómo los picos de contratación que se producían en los meses de verano se están moderando por el impulso de la contratación indefinida.

"Los efectos de la reforma laboral siguen dando sus frutos. El contrato fijo discontinuo se ha convertido en el dominante para actividades estacionales o intermitentes que más sufrían la excesiva temporalidad y rotación laboral. Las empresas adelantan las contrataciones y estabilizan sus plantillas antes del comienzo de la temporada, reduciendo los vaivenes estacionales y aportando un extra de seguridad a las personas trabajadoras, que saben que su relación laboral con la empresa no terminará con el fin del verano", subraya Carrascosa.

Por ello, aunque el número total de contratos registrados es inferior a los firmados en los años anteriores a la reforma laboral, se trata de una "buena noticia", puesto que refleja que se ha producido una sustancial mejora de la calidad del empleo generado, ganando peso la contratación indefinida y reduciéndose la temporalidad hasta mínimos históricos.

A pesar de ello, Carrascosa lamenta que el desempleo haya aumentado en dos de los colectivos más vulnerables como son los jóvenes y las mujeres. Y que esa estabilidad que está llegando al mercado laboral no se refleje en la calidad de vida de las personas trabajadoras.

Por su parte desde CCOO Castilla-La Mancha destacan, pese a que "agosto no suele ser un buen mes para el empleo" en la región, que hoy hay más personas trabajando que hace un año y atribuyen el incremento del desempleo a causas estacionales.

Lo ha señalado así la secretaria regional de Políticas Sociales, Agenda 2030 y Empleo de CCOO CLM, María Ángeles Castellanos, quien ha apuntado cómo desde el sindicato se considera necesario seguir avanzando en la creación de empleo estable, así como la reinversión de la riqueza generada por las actividades estacionales para lograr más estabilidad.

Asimismo, tras el análisis de los datos, destacan que las mujeres y las personas de más de 45 años siguen siendo mayoría en el desempleo, lo que hace "imprescindible" mejorar las políticas activas de empleo para corregir estas desigualdades. Para ello, continúa Castellanos, "se hacen necesarias propuestas más específicas y centradas en las características individuales de quienes están en desempleo para conseguir que mejore su situación".