Imagen de la oposición en Castilla-La Mancha. Abajo, los cuatro diputados de Vox; arriba, la bancada del Partido Popular. - C. TOLDOS

TOLEDO.- Más de 800 el Partido Popular, siete "técnicas" por parte del PSOE y cero de Vox. En total han sido 808 las enmiendas parciales presentadas por los grupos parlamentarios al proyecto de ley de presupuestos planteado por el Gobierno regional para el próximo año, a caballo entre aquellos que apuestan por cumplir con la responsabilidad de representación de la ciudadanía y quienes no están dispuestos a "cocinar zanahorias" si no les gustan.

De este modo, el Partido Popular ha presentado un total de 801 enmiendas parciales, con el propósito de plantear medidas concretas a unas cuentas que rechazan de plano por "inmovilistas, ficticias y con una limitada capacidad inversora". Diagnóstico en el que coinciden con Vox, que las tilda de "irreales", aunque ellos hayan optado por no plantear alternativa alguna y así "no colaborar" con un proyecto con el que no están de acuerdo.

La portavoz del grupo popular en las Cortes, Carolina Agudo, ha defendido este miércoles que ellos sí han registrado enmiendas parciales para ejercer su "responsabilidad" y que el presupuesto sea "menos malo", enmendando para ello "la práctica totalidad de las secciones y de las consejerías".

Así, por ejemplo, el presupuesto previsto para Sanidad se enmienda al no haber incluido la recuperación de la carrera profesional, un plan para eliminar las listas de espera o la falta de una transferencia "concreta y con bastante cuantía" para la Atención Primaria.

De igual forma, en el ámbito de Bienestar Social, ha señalado que los presupuestos no contemplan un aumento de las plazas públicas residenciales ni del servicio de ayuda a domicilio; y en Fomento los populares consideran que no se recogen infraestructuras que son "de justicia" y que han sido prometidas desde hace mucho tiempo como la autovía Cuenca-Albacete, así como la inclusión de Talavera de la Reina en el abono transporte con la Comunidad de Madrid, las plataformas logísticas de Talavera y Albacete o el Puerto Seco de Almansa-Caudete.

Por otra parte, la portavoz del grupo popular ha explicado que otras de las enmiendas parciales registradas corresponden a Educación, ya que no se pone en marcha la gratuidad para los niños de 0 a 3 años, no se refuerzan los docentes, no aparece el servicio de enfermería escolar ni la bajada de ratios o un programa de refuerzo frente al abandono y al fracaso escolar.

Tampoco está reflejada en los presupuestos una partida para evitar la brecha digital o para ofrecer mayor formación al funcionariado, en lo que respecta a Administraciones Públicas; mientras que Agudo ha criticado que no hay ningún plan de ayuda a la maternidad pese a que esta región vive un "invierno demográfico", ni ayudas a la crianza, ni ampliación del Plan Corresponsables o un plan de apoyo a la mujer en el mundo rural.

El PP también planteará en sus enmiendas en el área de Economía el fomento del teletrabajo, del autoempleo para mujeres, del empleo en zonas rurales y una línea de ayudas para el empleo juvenil.

Y en Agricultura, pedirá una partida más amplia para la incorporación de jóvenes al sector, un plan de ganadería, un plan de arreglo de caminos y apoyo para la realización de ferias agrícolas y ganaderas, así como que se atiendan las demandas de los municipios en materia de depuración.

Con todo, Agudo ha lamentado que la "cerrazón" y el "rodillo" del PSOE pasa todos los años "por encima de los intereses de los castellanomanchegos", por lo que ha pedido a los socialistas que esta vez estudien las enmiendas parciales PP para poder incorporar sus propuestas al presupuesto. 

NO QUIEREN SER CÓMPLICES

Por su parte desde Vox, tras defender su fallida enmienda a la totalidad de los presupuestos, han decidido no plantear ninguna enmienda parcial, al considerar que las cuentas presentadas "no valen para nada" y no querer ser partícipes de mover "ese dinero ficticio de una partida a otra", porque "no tendría ningún sentido".

Lo señalaba así en rueda de prensa el portavoz de Vox en las Cortes, Iván Sánchez, quien ha resumido la posición de su grupo con un ejemplo gráfico: "Si a usted no le gusta la zanahoria, por qué va a cocinar con zanahoria". Y es que, argumenta, si ya expusieron en su enmienda a la totalidad que "no son los presupuestos que necesitan las familias de Castilla-La Mancha" y los rechazan por completo, de plantear enmiendas parciales "seríamos cómplices" del mismo, algo a lo que no están dispuestos.

Por ello han decidido no presentar ninguna enmienda parcial, aunque sí 200 iniciativas parlamentarias solicitando datos, preguntas y comparecencias para saber "a qué se va a destinar hasta el último céntimo de euro de los presupuestos".

Y es que para Vox "las cuentas no salen", ya que según Sánchez "se basan en datos de endeudamiento erróneos, previsiones falsas de la AIReF, no tienen en cuenta la inflación ni el aumento de los tipos de interés, suponen un aumento de la presión fiscal a los castellanomanchegos y continúa la política de despilfarro del Gobierno". En cuanto a los ingresos, consideran que la previsión es "ficticia".

"NO TIENEN MUCHAS GANAS DE TRABAJAR"

El Partido Socialista ha presentado siete enmiendas parciales "de carácter técnico" al proyecto de ley de presupuestos, con el objetivo de mejorarlo, aunque, como grupo que sustenta al Gobierno, no son de calado ni suponen grandes cambios.

Lo ha destacado así el diputado regional del PSOE Antonio Sánchez, quien ha preferido no valorar las más de 800 enmiendas presentadas por el PP antes de conocerlas en profundidad, si bien ha apuntado que el grupo socialista tiene la "esperanza" de que sean "más realistas" que las de otros años y que "no engañen a la ciudadanía de los municipios que dicen defender".

En este sentido, ha añadido que los socialistas esperan no tener que encontrar enmiendas en las que cuantifiquen colegios por 50.000 euros o residencias por 100.000 euros y que, de esta manera, "por fin el PP se haya tomado en serio los presupuestos de Castilla-La Mancha y a la ciudadanía que confía en que los políticos hagan políticas responsables".

Respecto a la ausencia de enmiendas por parte de Vox, el parlamentario socialista ha manifestado que sus diputados "parece que no tienen muchas ganas de trabajar" y ha considerado que ejercen un "doble negacionismo" con un "no a todo" al presentar una enmienda a la totalidad y con un "no" a presentar enmiendas parciales para intentar mejorar las cuentas.

Su objetivo, ha agregado, debe ser ofrecer una alternativa y algo mejor si no está de acuerdo con el proyecto de presupuestos, ya que critica mucho los "chiringuitos" pero "a veces se toman esto como un elemento para cobrar", ha sentenciado Sánchez.