La consejera portavoz, Esther Padilla, junto al delegado de la Junta en Toledo, Álvaro Gutiérrez, en el estand de Castilla-La Mancha en Fitur. - JCCM

MADRID.- La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Esther Padilla, ha defendido hoy el encuentro mantenido este miércoles en Fitur por el presidente regional, Emiliano García-Page, con sus homólogos de Andalucía, Comunidad Valenciana y Murcia, las otras tres comunidades autónomas infrafinanciadas por el actual modelo y junto a las que va a reclamar la liquidación de la deuda antes de abordar el nuevo. "Lo que unía a cuatro presidentes de comunidades autónomas no era su forma de pensar, era su defensa de los intereses de sus ciudadanos", ha recalcado Padilla. "Lo que estaban haciendo era hablar sobre esa postura y defender que tienen que reclamar esa financiación".

Así lo ha señalado en declaraciones a los periodistas durante la visita que ha realizado al estand de la región en Fitur, donde ha lamentado que se haya llegado a un punto en España en el que "cuando te dejas ver o hablas con el adversario político" haya quien piensa que "estás con él".

Padilla ha subrayado el presidente Page siempre va a poner por encima de todo los intereses de Castilla-La Mancha. "Lo ha hecho antes, lo ha hecho ahora y lo seguirá haciendo", ha asegurado, respondiendo así al "respaldo que le dan los ciudadanos por decir y hacer lo que piensa y por poner los intereses de Castilla-La Mancha por delante".

Un apoyo "tan mayoritario", siendo "la única comunidad autónoma gobernada por el PSOE con mayoría absoluta" -ha recordado la consejera portavoz- que "nos permite hacer políticas sociales y progresistas que son la bandera en el conjunto del país, con un crecimiento económico y una dinamización de la economía que "nos permite desde nuestra postura de progreso redistribuir para tener unos servicios públicos de calidad y generar igualdad de oportunidades".

"Ojalá los cuatro presidentes de comunidad autónoma que ayer estaban reunidos en Fitur, que se encontraron y pudieron tener una charla, hubieran sido los cuatro del Partido Socialista; para nosotros hubiera sido un orgullo", ha señalado.

Junto a ello, la consejera portavoz ha lamentado que desde el PP de Castilla-La Mancha no se siga esa forma de defender los intereses de la región, sino que, al contrario, parece que "les molesta" que Page los defienda "con autonomía propia", mientras que Paco Núñez "se pliega continuamente a lo que le marca su partido a nivel nacional".

Asimismo, Padilla ha subrayado que "es hora de cambiar" el modelo de financiación, que lleva diez años caducado, y ante ello Castilla-La Mancha debe defender sus intereses y la aplicación de un modelo que "asuma el coste efectivo de los servicios públicos", en lugar de utilizar como referencia el número de habitantes que haya.

"Nos reafirmamos en lo que el presidente ha dicho", ha insistido la portavoz regional. "Creemos que es de justicia que se salve esa infrafinanciación; hay un desajuste en el dinero que percibimos para prestar nuestros servicios que no tiene nada que ver con el que reciben otras comunidades autónomas".

CONVICCIONES SOCIALISTAS FUERTES

Respecto a los defensores que han salido a Page desde las filas del PP, Esther Padilla ha señalado que responde a que "defendemos la misma postura respecto a la infrafinanciación". Sin embargo, ha insistido, "el presidente Page tiene unas convicciones socialistas muy fuertes y sus valores están fuertemente arraigados en su forma de hacer políticas".

Por eso "sufre" cuando el tiempo le da la razón y después de que se diga que "se va a marcar la política desde un sitio que no es, precisamente, el que a todos nos gustaría"; "el tiempo le da la razón a la vez que otros tensan la cuerda, como Puigdemont, que solo piensa en intereses propios no en el país".

"A lo que él se ha dedicado toda la vida es a aplicarlos, ganando a la extrema derecha y a la derecha en un momento político en el que no es habitual que se gane como gana él", ha sentenciado Padilla.