Los diputados de Vox en las Cortes regionales han tirado de camiseta para visibilizar su protesta.

TOLEDO.- Las camisetas reivindicativas vuelven a las Cortes de Castilla-La Mancha. Si hace unos años este tipo de mensaje protesta se escenificaba desde el grupo de Podemos en la Cámara, sumándose, por ejemplo, al rechazo a la minería de tierras raras o con propuesta de línea de moda incluida -aunque antes ya se había utilizado también por parte de otras formaciones- ahora se suman a ello los los debutantes en esta XI Legislatura, Vox.

Y así se han presentado en el salón de plenos de las Cortes los cuatro diputados de Vox, luciendo camiseta para protestar contra la Agenda 2030, a cuyas políticas en materia de desarrollo sostenible culpabilizan de la situación por la que atraviesa el campo.

Camisetas protesta con las que bien sabían que no se les iba a permitir intervenir en la sesión plenaria, puesto que desde septiembre de 2013, por acuerdo de la Mesa, en la Cámara no está permitido el uso de indumentaria, pancartas o camisetas con alusiones a cuestiones que puedan afectar "a la dignidad de las instituciones" o sean de carácter reivindicativo, tal y como ha recordado antes del inicio de la sesión el presidente de las Cortes, Pablo Bellido, al llamarles la atención.

No obstante, los cuatro parlamentarios de la formación ultra ya tenían lo que perseguían, entrar en el salón de plenos llamando la atención -entre miradas de asombro y medias sonrisas del resto de parlamentarios que ya se encontraban en las bancadas-, tomar asiento en sus escaños con el logo de la Agenda 2030 tachado, y la correspondiente foto.

Bellido les advertía, no obstante, que no sería flexible si a lo largo del pleno los parlamentarios de Vox pensaban intervenir sin cubrirse.

En este sentido, el presidente de las Cortes recordaba la existencia de antecedentes en la Cámara autonómica, en la que anteriores presidentes han exigido cubrirse a diputados para poder intervenir desde la tribuna de oradores.

Cabe recordar así el episodio vivido en diciembre de 2014, cuando el entonces presidente de la Cámara, Vicente Tirado (PP), expulsaba a cinco diputados socialistas del pleno en el que se debatía la ley de presupuestos de 2015, al exhibir camisetas, gorras y chapas contra el cierre de la planta de Elcogás de Puertolano.

Los diputados de Vox han optado por acatar la norma y ponerse la chaqueta, abrochándola para cubrir, en la medida de lo posible, las camisetas protesta en su turno de palabra.

Un rechazo a la Agenda 2030 que no solo han expresado con esta puesta en escena, sino que también han trasladado desde la tribuna de oradores. El encargado de hacerlo ha sido el presidente del grupo parlamentario, David Moreno, quien la ha calificado de "diabólica" y responsabilizado de "arruinar" al sector agrario, al sufrir una "injusta competencia desleal de terceros países, como Marruecos", ha precisado.

Durante su intervención -con chaqueta puesta aunque dejando ver el logo tachado en la camiseta y pin en la solapa- Moreno ha asegurado que "las políticas ecologistas, la burocracia y la competencia desleal que provoca la aplicación del Pacto Verde y la Agenda 2030 están matando a nuestro campo", y ha responsabilizado tanto al PSOE como al PP de la "situación ruinosa" que soporta desde hace mucho tiempo.

Así, el presidente de la formación ultra en las Cortes ha instado al jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, a ir a las manifestaciones "a hablar y escuchar a los agricultores", los cuales -asegura- "están pidiendo auxilio", poniendo como ejemplo al consejero de Agricultura de Castilla y León, Gerardo Dueñas (Vox). Y es que, según Moreno, el socialista no va "porque no se atreve" y se sabe "responsable de aplicar unas políticas que dañan a nuestro sector primario".