TOLEDO.- Izquierda Unida Castilla-La Mancha ha llevado ante el Defensor del Pueblo la supresión de la limitación de mandatos aprobada el pasado 22 de julio en el Parlamento regional, para que sea éste quien decida si la medida es o no constitucional.

La formación recurre así al Alto Comisionado de las Cortes para la defensa de los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos después de que el Parlamento castellano-manchego desestimara el recurso de reposición contra la reforma de la ley del Gobierno y del Consejo Consultivo planteado por IU el pasado mes de agosto al considerar inconstitucional la eliminación de la limitación de mandatos.

Socialistas y populares sumaron sus votos para dar luz verde a una reforma por la que además de recuperar el sueldo para los diputados regionales, se suprimía la limitación de mandatos contemplada hasta entonces.  Por su parte los cuatro diputados de Ciudadanos en las Cortes se abstenían.

Una situación ante la que IU planteaba un recurso de reposición lamentando que el primer acto del Parlamento regional en esta legislatura tuviese como objeto estas modificaciones, sirviéndose además del sistema de lectura única, ”con premeditación, ocultación y agosticidad”, evitando un auténtico debate sobre el asunto.

Publicidad

Así lo señalaba entonces el coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo, quien consideraba que la medida, aprobada con la ”connivencia” del PP y el silencio de la formación naranja se había llevado a cabo ”de espaldas a la ciudadanía”.

En este sentido, Crespo subrayaba la ”falsedad” de la justificación dada en relación a la inexistencia de precedentes en España al respecto, puesto que ya se ha legislado en este sentido en comunidades como la extremeña, Castilla y León o Murcia.

Una idea en la que incidía este martes a las puertas de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, donde registraba la petición dirigida al Defensor del Pueblo. Crespo criticaba la respuesta dada por las Cortes a su recurso, ya que en su opinión ”no entran al fondo del asunto y lo desestiman por cuestión de forma”, al considerar que al no tratarse de un acto administrativo no tiene cabida un recurso de reposición.

De este modo a IU Castilla-La Mancha no les ha quedado otra que dirigirse al Defensor del Pueblo y buscar en este órgano respaldo a sus planteamientos.

Desde IU defienden que a través de una ley aprobada en el Parlamento regional no se puede modificar una ley orgánica como es el Estatuto de Autonomía. Hacen referencia así al artículo 81 de la Constitución, en el que se establece la aprobación mediante ley orgánica de los estatutos de autonomía, debiendo éstas a su vez ser aprobadas o modificadas ”a través de una ley aprobada en el Congreso por mayoría absoluta”.

IU pretende de este modo ”devolver a la normalidad legal” la situación, al haberse planteado una modificación ”sin tener en cuenta este mandato”, sin pasar por el Congreso para llevarla a cabo, y además ”mientras todos estaban de vacaciones, con lectura única y sin debate parlamentario”, explicaba Crespo.

Para el coordinador regional de IU demuestra la ”falta de talante democrático” tanto del PSOE, que se habría limitado ”a cumplir las órdenes de su secretario general”, Emiliano García-Page, como del PP y Ciudadanos.

Por ello Crespo se pregunta ”a cambio de qué el PP aprobó esa ley”, puesto que en ningún momento los populares se habían mostrado a favor de esa medida.

Del mismo modo tampoco entiende que la formación naranja con su abstención incumpliese su propio programa electoral, en el que figuraba expresamente como una de las medidas la limitación de mandatos, y sin embargo, ”a la primera posibilidad que ha tenido, la eliminó”.