ALBACETE.- Un guardia civil que estaba fuera de servicio, con el apoyo de agentes del Puesto de Almansa (Albacete), ha logrado la detención de un atracador cuando, en compañía de otro individuo, iba a sustraer 170.000 euros en una entidad bancaria de este municipio.

La Comandancia de la Guardia Civil, en una nota de prensa, ha informado de que el detenido, un colombiano de 44 años y vecino de Madrid, está acusado de un delito de hurto al descuido en grado de tentativa y otro de pertenencia a organización criminal; tiene un amplio historial policial por delitos similares, con 20 alias distintos, y le constan seis señalamientos judiciales en vigor.

Publicidad

Los hechos tuvieron lugar cuando un guardia civil fuera de servicio se disponía a utilizar el cajero automático de una entidad bancaria almanseña y observó junto a la entrada a dos personas que le llamaron la atención, ya que se encontraban en actitud vigilante, mirando constantemente hacia el interior de la entidad a la vez que utilizaban sendos auriculares conectados a sus teléfonos móviles.

El guardia sospechó que podría tratarse de un robo, por lo que entró en la sucursal y observó la llegada de dos vigilantes de seguridad portando sacas de dinero y, tras ellos, estas mismas personas que continuaban con los auriculares conectados a sus teléfonos móviles.

Cuando se disponían a actuar, el guardia civil avisó a los vigilantes de la sucursal dirigiéndose después hacía los delincuentes, uno de los cuales salió corriendo, mientras que consiguió detener al segundo, quien manifestaba incongruencias y no podía explicar por qué estaba en la entidad bancaria.

Efectivos de la Guardia Civil de Almansa procedieron a la plena identificación del detenido, integrante de un grupo de 'cogoteros' al que le constaban numerosos antecedentes policiales por la comisión de hurtos al descuido y hasta seis señalamientos judiciales en vigor.

Al encontrarse el detenido en situación irregular, pendiente de una orden de expulsión del territorio nacional con prohibición de entrada en territorio Schengen, fue trasladado hasta el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia y quedó a la espera de la ejecución de la orden.

Entre las formas de actuar de estos 'cogoteros' se encuentra realizar seguimientos a los furgones de seguridad encargados del transporte de caudales entre las diferentes entidades bancarias, al objeto de detectar en cuáles de ellas realizan entregas de dinero.

Una vez elegida la entidad financiera, actúan entre 3 y 5 miembros del grupo, y mientras uno distrae a los empleados, otro accede a los mostradores de la oficina para sustraer las sacas dejadas por la empresa de seguridad antes de ser introducidas en la caja fuerte, aprovechando el tiempo de retardo de apertura.

Las diligencias policiales, instruidas por efectivos del Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almansa, junto con el detenido, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Almansa, en funciones de guardia.

Las investigaciones policiales continúan abiertas, por lo que la Guardia Civil no descarta que se produzcan nuevas detenciones o resulten investigadas más personas relacionadas con los hechos o que formen parte de la organización investigada.