Trasvase Tajo-Segura. | MINISTERIO PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA

TOLEDO.- La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha autorizado un nuevo trasvase de 27 hectómetros cúbicos, tras constatar que se mantiene la situación de nivel 2, de normalidad hidrológica, en los embalses de cabecera, que a fecha 1 de abril presentaban unas existencias efectivas de 626,9 hectómetros cúbicos.

Así lo recoge el informe de situación del mes de abril analizado por la Comisión Central, según el cual las existencias son superiores al valor de 586 hectómetros cúbicos correspondientes al límite de la situación hidrológica excepcional en abril e inferiores a 1.300 hectómetros cúbicos, mientras que las aportaciones conjuntas registradas en los últimos doce meses (548,6 hectómetros cúbicos) son inferiores a 1.400 hectómetros cúbicos, de modo que el sistema se encuentra en nivel 2 y corresponde autorizar un nuevo trasvase de 27 hectómetros cúbicos.

A partir de mayo y hasta el final del semestre, el sistema entraría en situación hidrológica excepcional, nivel 3, por lo que se podría trasvasar un volumen máximo de 20 hectómetros cúbicos al mes.

Pero además esta nueva derivación de agua de la cabecera del Tajo hacia el Levante, la Comisión Central de Explotación ha autorizado el envío excepcional de 3 hectómetros cúbicos para atender las necesidades de abastecimiento con motivo de las pruebas para la puesta en marcha de la Tubería Manchega, así como otros 3 hectómetros cúbicos para la regeneración hídrica del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

En este sentido, detallan cómo desde el Ministerio se está trabajando para la puesta en marcha de esta infraestructura, uno de cuyos primeros pasos ha sido el diagnóstico de su situación.

Explican cómo en septiembre de 2021 el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico formalizó un contrato para el estudio del estado actual de la infraestructura, así como la redacción del proyecto para su reparación.

De este modo, la prueba que ahora se realizará servirá para avanzar en la tramitación de su puesta en funcionamiento.

Asimismo, y respecto a la derivación de otros 3 hectómetros cúbicos para Las Tablas de Daimiel, desde el Ministerio precisan que se trata de una medida "puntual y urgente", dentro del programa de recuperación hídrica del parque que ha puesto en marcha el Ministerio.

El aporte de agua se realizará a través de la Tubería Manchega, lo cual garantiza un aporte más efectivo. Con ello, apostillan, se espera una mejora en la situación del parque.

En esta línea el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha precisado que con esta medida se podrán llegar a encharcar hasta 1.000 hectáreas del Parque Nacional, que actualmente se encuentra con poco más de 200 encharcadas.

NUEVO REVÉS

Un nuevo trasvase que no por su carácter automático deja de ser un "revés" para los intereses de los municipios ribereños, que "vuelven a dar una lección de solidaridad a pesar de lo complicado que pinta el verano".

Así lo han señalado desde la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía en una nota de prensa, en la que si bien consideran que el "extra" de 6 hectómetros cúbicos se podría haber restado de los 27, no se oponen a ello, puesto al ser "extraordinario, para recuperar patrimonio, y para beber, algo a lo que no nos opondremos nunca", apostillan.

Recuerdan que gracias a la modificación de las reglas del trasvase, hasta la fecha son 55 los hectómetros cúbicos "ahorrados".

No obstante, destacan cómo las intensas lluvias vividas en la Región de Murcia no han impedido que "las reglas del infausto Memorándum signa aplicándose, a pesar de la reciente reducción", lo que sí ha permitido que al trasvasar 27 hectómetros y no 38, se pueda destinar un nuevo esfuerzo a recuperar Las Tablas o a dar de beber a once municipios de la comunidad.

A lo que se niegan rotundamente es a "seguir alimentando una industria privada y dañina para el medio ambiente como es la agricultura intensiva del Levante, que ha provocado grandes desajustes a ambos lados de la tubería".

Asimismo señalan que la situación en los embalses de Entrepeñas y Buendía "es delicada", al quedar pendientes de trasvasar 106 hectómetros cúbicos, por lo que el volumen real almacenado es de unos 614 hectómetros cúbicos, "pese a que se aprecien cerca de 730 virtualmente".

"El verano va a ser complicado", advierten, "pero en la Región de Murcia va a ser peor; el Mar Menor ya ha dado muestras de que va a volver a colapsar en cuanto suban las temperaturas".

Consideran que se trata de "la crónica de dos muertes anunciadas", la de los municipios ribereños y la del Mar Menor, "dos asesinatos con un mismo culpable: la agroindustria", sentencian.

No obstante confían en que la inminente salida del nuevo plan de cuenca del Tajo, que recogerá "los esperados caudales ecológicos", cambien las tornas "en beneficio del río y sus embalses".