La bandera arcoíris era retirada de la fachada del Ayuntamiento de Torrijos horas después de la toma de posesión del nuevo gobierno municipal. - LGTBItorrijos

TOLEDO.- Una de las primeras medidas del nuevo gobierno municipal de la localidad toledana de Torrijos, formado por el Partido Popular y Vox, ha sido la retirada de la bandera arcoíris de la fachada del Ayuntamiento, colocada con motivo de la próxima celebración de la Semana del Orgullo 2023. Un símbolo de respeto, igualdad y diversidad que sí lucía en este lugar el pasado sábado, día en que tomaba posesión el nuevo equipo encabezado por Andrés Martín, pero horas después se retiraba, dejando así "más gris" la localidad.

Así lo ha denunciado el colectivo LGTBtorrijos, desde el que han expresado su "profunda indignación y rechazo" ante esta acción que representa "un paso atrás" en la lucha por los derechos y la inclusión de la comunidad LGTBI.

Una situación que se produce después de que PP y Vox se hicieran con la alcaldía torrijeña, tras cerrar un pacto de gobierno con el que arrebataron el bastón de mando al PSOE, que ha gobernado en la localidad durante los últimos años y el pasado 28 de mayo volvía a ser la fuerza más votada. Sin embargo, los ocho concejales conseguidos, no han sido suficientes frente a la suma de los siete populares y los dos obtenidos por Vox.

Consideran que la retirada de la bandera LGTBI, "estandarte de apoyo y visibilidad para las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales, así como para sus familias, amigos y aliados", envía un mensaje "desalentador y discriminatorio" a toda la comunidad, negando la importancia de sus luchas y desafíos.

Para el colectivo es fundamental poner en valor la importancia de mantener la bandera LGTBI en el espacio público, ya que "representa la necesidad de seguir avanzando hacia una sociedad inclusiva y respetuosa con la diversidad".

En este sentido, señalan cómo al exhibir la bandera, "se demuestra el compromiso de una localidad con la igualdad de derechos y el respeto a la orientación sexual y la identidad de género de todas las personas que la conforman". Por ello creen que su eliminación de la fachada del Ayuntamiento es un acto simbólico que "alimenta el odio, la discriminación y el prejuicio hacia la comunidad LGTBI", lo cual "puede tener un impacto negativo en la vida de muchas personas".

Así, y puesto que "la diversidad nos enriquece como sociedad y negarla nos empobrece a todos", desde LGTBtorrijos aseguran que seguirán trabajando para promover la igualdad, el respeto y la inclusión de todas las personas en Torrijos y toda su comarca.

Unos hechos que también denunciaba a través de las redes sociales el PSOE de Torrijos, desde el que contraponían la "diversidad, pluralidad y libertad" existentes en la localidad hasta el sábado, con el "Torrijos de hoy en adelante".

Y aunque desde el nuevo equipo de gobierno aseguran que la bandera no se ha retirado, sino que se ha "trasladado", desde el PSOE torrijeño aseguran que el alcalde, Andrés Martín, "miente", puesto que en el edificio del Ayuntamiento de la plaza de España "ya estaba" la bandera arcoíris, puesto que siempre ha habido dos.

También este martes se hacían eco de esta situación desde el Partido Socialista de Castilla-La Mancha, para el que supone "un paso atrás" en la reivindicación de los derechos de las personas LGTBI.

Lo señalaba en rueda de prensa la diputada regional electa Charo García Saco, quien ha criticado que el PP que ha entrado a formar parte del gobierno municipal de Torrijos con Vox, haya retirado la bandera de la fachada del Palacio de Pedro I, sede del Ayuntamiento.

Exigencias de la ultraderecha a las que los populares están cediendo, al igual que ha sucedido con la supresión de las concejalías de igualdad en los ayuntamientos de Toledo, Guadalajara o Talavera de la Reina. Un retroceso que los socialistas se han ofrecido a frenar poniendo a disposición del PP sus votos en los ayuntamientos para garantizar las políticas de igualdad y que no deban ceder ante la ultraderecha.