'Todas las mujeres, todos los derechos, todos los días', lema de la pancarta que ha presidido la concentración en Albacete.

TOLEDO.- Cientos de personas han participado este sábado en las manifestaciones y actos convocados en Castilla-La Mancha para conmemorar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en las que han clamado en favor de la igualdad, la libertad y la seguridad de las mujeres, y han recordado a aquellas que han perdido la vida a manos de sus maltratadores o están en peligro.

Ciudades y pueblos de la región se han volcado en la conmemoración de este día y las calles se han llenado de color morado, que representa la lucha de las mujeres por la igualdad, para denunciar el aumento de la violencia de género y pedir medidas eficaces con las que poner fin a los asesinatos.

En ese sentido, Ana Miranda Calvo, de la Plataforma 8M de Toledo, en declaraciones a los periodistas antes del comienzo de la manifestación, ha señalado que hay más asesinatos de mujeres que cuando se empezó a visibilizar esta lucha, además, ha alertado de que hay un 90 por ciento de incremento de violencia de género en adolescentes y han subido en un 40 por ciento las agresiones sexuales, por lo que ha considerado que es "suficiente motivo para salir a la calle".

En Toledo ha habido dos manifestaciones, una convocada por el Consejo Local de la Mujer, con la asistencia del alcalde, Carlos Velázquez, y el equipo de gobierno municipal, con un lazo blanco en la solapa y con la participación de unas 50 personas, que han recorrido la distancia entre el Parque de la Vega y la Plaza de Zocodover a ritmo de batucada; y una hora después, otra manifestación, con el mismo recorrido, convocada por la plataforma 8M Toledo, a la que han asistido alrededor de 600 personas que han sacado 'tarjeta roja' a la violencia machista.

En Albacete ha tenido lugar una concentración tras la pancarta reivindicativa 'Todas las mujeres, todos los derechos, todos los días', organizada por la Coordinadora del 8M y ha congregado, en la Plaza 25N, a una treintena de personas, que se han concentrado tras la pancarta, y donde ha habido una actuación musical y se ha dado lectura a un manifiesto en el que se ha denunciado la "rearticulación del patriarcado" que, han denunciado, se está produciendo en España.

Guadalajara ha acogido un acto institucional con participación de todas las administraciones, además de una manifestación que ha partido de la Plaza de Santo Domingo encabezada por mujeres con banderas moradas y numerosas pancartas con proclamas como '70 prostíbulos en Guadalajara, 200 en Castilla-La Mancha', 'Un maltratador nunca es buen padre' o 'Todas a una' y al grito de 'Ni una menos, vivas nos queremos', y ha concluido con una performance vestidas con la indumentaria de la serie basada en el libro de El cuento de la criada.

En Cuenca, ha leído un manifiesto María Magdalena Rodríguez, una mujer que ha sufrido violencia de género, y que ha llamado la atención sobre que en lo que va de 2023 se ha superado la cifra de asesinadas en España en todo el año pasado. En la declaración institucional del acto celebrado en la Diputación se ha hecho un llamamiento a la unidad de todas las administraciones, instituciones, entidades y sociedad en general para frenar la violencia machista.

En Talavera de la Reina, unas 250 mujeres se han concentrado en la calle San Francisco a la voz de 'Basta ya, ni una más. Nos queremos vivas, libres y sin miedo' y en la lectura del manifiesto han reclamado la necesidad de una educación pública y privada que, "como dique, prevenga que las nuevas generaciones dejen de considerar que la violencia de género no existe".

Y en La Solana (Ciudad Real) se ha celebrado un acto que ha comenzado con un minuto de silencio al que ha asistido la vicesecretaria general del PSOE provincial y delegada de la Junta de Comunidades, Blanca Fernández.