Desde Toledo se considera que la aprobación del Plan Hidrológico supone una "esperanza" para el Tajo. | ARCHIVO

TOLEDO.- Una esperanza, el resultado de una larga lucha y la advertencia de que la aprobación de este nuevo Plan Hidrológico del Tajo, al que este martes ha dado luz verde el Consejo del Agua de la Confederación Hidrográfica del Tajo, son las principales lecturas que desde Castilla-La Mancha se hacen de este paso dado.

Un "salto de gigante" como lo ha calificado el presidente regional, Emiliano García-Page, desde Sacedón, en la cabecera del Tajo, donde ha reunido al Consejo de Gobierno en una jornada tan simbólica para Castilla-La Mancha, que por primera vez participa en la toma de decisiones y ve respuesta, en buena parte, a las reivindicaciones que mantiene desde hace años.

Junto a él en la posterior rueda de prensa comparecía también el alcalde de Sacedón, Francisco Pérez Torrecilla, quien ha subrayado la importancia de este día para los municipios ribereños, para Castilla-La Mancha y para el Tajo en su conjunto, puesto que "desde la cabecera hasta Talavera se va a beneficiar" de la decisión tomada en el Consejo del Agua.

Una planificación que va a redundar en un aumento en las reservas de la cabecera del Tajo, algo "imprescindible para nuestro desarrollo y nuestro futuro", ha subrayado, como también lo es el aumento de la lámina mínima de agua.

Y aunque el nuevo Plan Hidrológico del Tajo no eleva el volumen de 400 hectómetros cúbicos hasta los "800 o más" que los ribereños quieren que queden garantizados "y protegidos por ley", reconocen la importancia del paso que se ha dado.

Una decisión a la que también se ha reaccionado desde el Tajo medio, siendo las alcaldesas de Toledo y Talavera de la Reina, Milagros Tolón y Tita García Élez, respectivamente, las encargadas valorar lo que supone para el río y para sus ciudades.

Para Tolón, con la aprobación del Plan Hidrológico del Tajo se abre "una esperanza" para el río. Considera la regidora toledana que supone un punto de partida "muy importante", al cambiar la "filosofía", con un aumento de los caudales ecológicos y posibilitar un mayor volumen de agua en la cuenca.

A todo ello se suman las mejoras contempladas para la depuración en la Comunidad de Madrid, lo cual hará que el agua que llega al Tajo procedente del Jarama sea depurada, algo que hasta el momento no ha ocurrido.

Y aunque se trata de un buen punto de partida, Tolón ha querido dejar también claro que el objetivo de su equipo de Gobierno es la finalización del trasvase.

Desde Talavera de la Reina, por su parte, su alcaldesa, Tita García Élez, celebra la aprobación del nuevo Plan Hidrológico del Tajo, algo por lo que "hemos luchado mucho" desde las administraciones y con el "empuje imprescindible de la sociedad".

Una planificación en la que finalmente "se contempla el aumento de caudales ecológicos en el Tajo a su paso por Talavera", subraya la alcaldesa, y que atiende la sentencia del Tribunal Supremo.

Asimismo, García Élez ha destacado la inversión de 16 millones de euros prevista para los regadíos del Alberche, los cuales "solicitamos se materialicen cuanto antes", así como la depuración de las aguas que llegan al río procedentes de Madrid.

Para la regidora de la Ciudad de la Cerámica la aprobación de este nuevo Plan Hidrológico del Tajo supone "una buena noticia", pero advierte que se trata de "un punto y seguido". "Vamos a seguir reivindicando y defendiendo un río con agua en cantidad y calidad, por un Tajo vivo", apostilla.

También se pronunciaba sobre esta aprobación del Plan el grupo parlamentario socialista en las Cortes, cuyo presidente, Fernando Mora, se ha congratulado por la aprobación del nuevo Plan, ya que supone un avance para los intereses de Castilla-La Mancha y viene precedido de una "lucha permanente" desde hace muchos años por parte de los castellanomanchegos y de su Gobierno.Un trabajo constante en pro de la recuperación de un río que "nos dio siempre vida", de modo que sus aguas "no se vayan a otras tierras esquilmando las nuestras".

Una "alegría" que ha contrapuesto a la que otros mantienen y a los que parece que "molesta" esta nueva planificación. Así se ha referido Mora al PP y a Vox, que están a favor del trasvase, a los que ha recordado que defender los caudales ecológicos "no es contradictorio con la defensa de los intereses de España", al ser la defensa del medio ambiente y de los recursos del agua también "defensa del territorio, de nuestro presente y de nuestro futuro", ha apostillado.