El debate del amianto ha llegado al Pleno de las Cortes de Castilla-la Mancha. Podemos y el Partido Popular han llevado a la cámara regional una serie de resoluciones con el fin de poner solución al problema generado con este material cancerígeno, el cual se encuentra vertido de forma ilegal en varias parcelas del barrio de Santa María de Benquerencia, en Toledo, a pocos metros de las viviendas de la zona.

Las propuestas, que se han aprobado con el apoyo mutuo de la formación morada y de los conservadores, han contado sin embrago con el voto en contra de los 15 diputados del PSOE. La medida del PP fue aprobada por mayoría simple con la abstención del partido liderado por José García Molina, mientras que la resolución de Podemos se aprobó por mayoría absoluta.

El PSOE defiende que no hay ninguna catástrofe y anuncia que está trabajando en retirar el amianto

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, trató de justificar la negativa del PSOE asegurando que, al tener competencias en la materia, ya se estaban tomando las medidas necesarias para eliminar los residuos de asbestos de la zona, realizándose una reunión entre el Ayuntamiento de Toledo y representantes de la Junta para buscar “la mejor manera posible” de retirar los restos, sin remover y sin general polvo, “que es lo que tiene más peligro”.

Publicidad

Martínez Arroyo ha pedido a la oposición parlamentaria “no alarmar a la población”, y aunque ha reconocido que hay “un problema medioambiental”, el consejero ha defendido que “no se puede hablar de un desastre o una catástrofe”. Arroyo ha asegurado que el PSOE ha tratado de solucionar el problema desde que llegó al Gobierno, algo que no hizo el Partido Popular en la legislatura de Cospedal.

"Ejercemos nuestras competencias y las ejercemos desde la perspectiva de los análisis de la contaminación ambiental o de los efectos que este problema pudiera causar", ha expuesto el consejero, quien ha apuntado a que los niveles de amianto en el aire están muy por debajo del límite.

Podemos critica la inacción del PSOE y propone tres soluciones

Frente a las palabras del consejero de Medio Ambiente, el diputado David Llorente ha denunciado que el problema del amianto se encuentra presente desde hace 16 años, cuando la empresa Ibertubo comenzó a tener problemas y acumuló los restos de amianto en las parcelas.

"Los residuos que se hallan en forma de lodo son los más abundantes, suponen una amenaza y un grave problema de salud pública", ha avisado Llorente, quien ha explicado que el amianto es una sustancia cancerígena y lo acumulado en Toledo es "una bomba de relojería que es urgente desactivar".

Es por eso que el parlamentario de la formación morada ha pedido al Gobierno de Castilla-La Mancha que “deje de eludir su responsabilidad” y actúe “urgentemente” para buscar una solución real al problema medioambiental, en lugar de esperar “a que la gente muera de cáncer”.

Por otra parte, Llorente ha llevado a las Cortes una resolución con tres propuestas para resolver la situación. En primer lugar, se defiende hacer un estudio "exhaustivo" para conocer la ubicación y la cantidad total de amianto existente en Castilla-La Mancha, especialmente en el arroyo Ramabujas y en fincas colindantes, situadas a 300 metros de una zona residencial.

También reclaman iniciar los trámites para declarar estas zonas como suelo contaminado e iniciar su recuperación ambiental, así como coordinarse "de forma urgente" con otras administraciones, la Confederación Hidrográfica del Tajo y el Ayuntamiento de Toledo, para establecer un plan integral con el asesoramiento de expertos para la descontaminación de esta superficie.R

El PP reclama a los socialistas que cumplan con sus competencias

En la misma línea se ha situado el Partido Popular, que a través de su diputada Claudia Alonso ha querido reflejar su sentimiento de “engaño” y su “indignación” por la “incompetencia literal” del Ejecutivo castellano-manchego a la hora de resolver esta crisis medioambiental.

Por este motivo, el PP ha llevado en su proposición instar al Gobierno autonómico a “proceder de manera inmediata a retirar el amianto en las diferentes parcelas de Toledo en condiciones de seguridad" en base a las competencias sobre este asunto que recoge el Estatuto de Autonomía.

Tras esto, Alonso ha generado un pequeño conflicto con la bancada socialista. En el momento de su intervención, la parlamentaria conservadora mostró una noticia en la que la actual alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, afirmaba que el "amianto no es un problema para la salud", algo que ha rechazado. Claudia Alonso destacó además que fueron los vecinos de la zona afectada los que han logrado que el asunto tenga repercusión.

La intervención de la popular tuvo la rápida respuesta de su compañera socialista Carmen Torralba, que defendió que “se puso a trabajar nada más tomar posesión en el mes de julio” para conseguir la retirada del amianto y ha destacado que “lo más importante es la voluntad de colaborar de las distintas organizaciones e instituciones”.