El Gobierno autoriza un nuevo trasvase automático de 27 hectómetros cúbicos desde la cabecera del Tajo para el mes de mayo

Los embalses de Entrepeñas y Buendía se encuentran en el nivel 2, situación de normalidad hidrológica, por lo que se autoriza de oficio la derivación de agua.
Canal del trasvase Tajo-Segura. — ARCHIVO
photo_camera Canal del trasvase Tajo-Segura. — ARCHIVO

GUADALAJARA.- En pleno debate sobre la modificación de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura y qué se debe hacer con las autorizaciones automáticas para el envío de agua hacia el Levante, la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha dado luz verde este viernes a una nueva derivación de 27 hectómetros cúbicos, al encontrarse los embalses de cabecera en nivel 2 de normalidad hidrológica.

De este modo, en aplicación de la normativa vigente, se ha autorizado un nuevo trasvase desde los embalses de Entrepeñas y Buendía a través del acueducto Tajo-Segura para este mes de mayo.

Envío de agua que se ha aprobado de forma automática tras la reunión telemática en la que se han analizado los datos del sistema, en la que se ha hecho hincapié en que durante el pasado mes de abril, las aportaciones hídricas entrantes a Entrepeñas y Buendía fueron de 209,1 hectómetros cúbicos, un volumen que se sitúa en el segundo valor más alto de la serie histórica del trasvase para ese mes.

Por otra parte, la aplicación semestral de la regla de explotación sigue apuntando que el sistema se encontraría en esta misma situación, de normalidad hidrológica, durante todo el semestre.

Por otra parte, también se han repasado los datos relativos a la cuenca del Segura, donde se contabiliza un déficit de 17,5 hectómetros cúbicos para riegos y de 7,4 hectómetros cúbicos para abastecimientos del Taibilla, y para la cual el volumen en cabecera autorizado y pendiente de envío es de 61,4 hectómetros cúbicos, a 1 de mayo.

Respecto a la cuenca del Guadiana, se ha informado sobre la superficie encharcada actualmente en el parque nacional de las Tablas de Daimiel, que se aproxima a las 600 hectáreas y se ha destacado la aportación superficial a través del río Gigüela, algo que no se producía desde el año 2013.

Además se ha presentado una solicitud de 0,57 hectómetros cúbicos para atender los abastecimientos a través de la Tubería Manchega.

Más en Medio Ambiente
Comentarios